recién llegados a Indonesia

ÚLTIMO DESTINO: INDONESIA. ¡QUÉ GANAS TENÍA DE CONOCER BALI!

Ya hace tiempo que decidimos que Indonesia sería el último destino de este viaje. Llegar a Bali ha sido cumplir un sueño.

Ya antes de que la famosa película «Come, reza, ama» pusiese de moda este lugar, tenía ganas de conocerlo.

En su momento, quise que mi luna de miel fuese en Bali…pero acabamos en Lanzarote. Para que luego diga mi ex-marido que siempre se hacía lo que yo quería…

Bueno, este es otro tema ?

El caso es que ¡por fin he conseguido conocer Bali!

Incluso antes de salir del aeropuerto, pudimos comprobar la gran amabilidad de la gente de este lugar. El señor que atendió a Manué en inmigración se empeñó en explicarle en qué playa había más mujeres, obviando totalmente mi presencia ?

Al salir del aeropuerto a mi me parecía todo magia. Sentía que había llegado a un lugar especial, diferente.

recién llegados a Indonesia

Todo bonito, todos los edificios preciosos y…¡todo lleno de turistas!

¡Han colonizado Indonesia!

Aquí hay turistas para aburrir, por todos lados y de todos los colores. Y la verdad, no me extraña nada porque me parece un lugar maravilloso.

Tenemos reservado el hostal porque Isaak y Silvia también están aquí y nos vamos a alojar con ellos, al menos unos días.

Han cogido un hostalcito con psicina en Canggu, que tiene muy buena pinta.

Durante estos dos días que hemos pasado en Canggu, hemos visitado Denpasar (capital de Bali), hemos comido arroz con cosas, hemos salido por la noche a un garito súper chulo con pista de patinete donde se reúne la gente para hacer competiciones, me he comprado un «biniki» precioso por 10€, hemos usado la piscina, hemos visitado la playa…

 

La playa, un poco regular. Queríamos que Isaak nos ayudase a iniciarnos en esto del surf, pero justo el día que fuimos no estaban abiertos los establecimientos donde se alquilan las tablas.

Al final, lo que iban a ser dos días con ellos y una nueva separación, se ha convertido casi en un viaje conjunto.

 

Como donde estábamos no teníamos mucha intención de quedarnos porque la playa era bastante fea, nos mudamos con ellos al centro de Bali.

Concretamente nos vamos los 4 a las afueras de Ubud, pagando unos 12 euros por un hostal con desayuno incluído que está estupendo: Pondok Bali Home Stay.

Cuando llegamos al hostal, en un edificio típico balinés precioso, y vimos las habitaciones, nos pusimos los cuatro a saltar de alegría. Como el desayuno sea igual de bueno nos quedamos aquí a vivir.

Claro que, cuando comprobamos que dentro de las habitaciones teníamos la misma fauna que fuera, se nos pasó un poco el jolgorio. 

Pero a ver, ¿qué te esperas si estás en medio de la selva?, pues hormigas, arañas, lagartijas, todo tipo de bichos voladores, grillos…

No pasa nada, esto de los bichos lo tenemos ya más que superado. Ayudaría un poco que las hormigas y las cucarachas no andasen libremente por la cama, pero muy bien todo ?

Lo primero que hacemos es pegarnos una ducha, coger moto e irnos a visitar la ciudad.

El dueño del hostal no tenía dos motos de baja cilindrada disponibles y nos dio una gorda por el mismo precio. Se la dejamos a Isaak. Si nos para la poli para sobornarnos (cosa que por lo visto es bastante común) es probable que le pidan más dinero a él por tener una moto más chuli.

O al menos ese es el razonamiento al que hemos llegado nosotros.

La cantidad de motos que hay por aquí no es normal, se nota que es una ciudad muy turística por la densidad del tráfico. Pero aún así, es tan bonita…

Estamos pasando estos días entre arrozales y mercadillos, descubriendo restaurantes y haciéndonos con el lugar.

Uno de los mejores descubrimientos ha sido, sin duda, nuestro restaurante de los helados.

 

Bromeamos entre nosotros porque cuando volvamos a casa y la gente nos pregunte si hemos visto esto o aquello, igual no sabemos responder porque lo habremos olvidado. Pero si nos preguntan dónde se come bien o qué país tiene los mejor dulces, podremos hacer una tésis doctoral.

Ese día dejamos la nevera sin existencias.

El sábado y el domingo mi catarro era monumental, pero descubrí que mientras comía helado, el moqueo, el estornudo y la tos, paraban instantáneamente. Me gusta este remedio «natural».

Entre que la dueña del restaurante es súper amable, la comida está buena y tiene buen precio y los helados están de muerte, estamos haciendo alguna comida allí todos los días.

Ver, lo que se dice ver, no hemos visto muchas cosas. Nos estamos reservando para cuando vengan nuestros amigos María Luisa e Iván.

Después de Semana Santa, tendremos esta visita tan esperada y aprovecharemos para hacer turismo con ellos.

Mientras tanto, con dar un paseo mañanero, comer bien, tener tiempo para escribir desde mi fabulosa terraza y salir a conocer la ciudad en moto, nos está siendo más que suficiente.

Cada día me gusta más este lugar.

Cómo no van a querer venirse a vivir aquí los blanquitos…¡Yo también quiero!

Hay muchísimo extranjero viviendo en Bali y ahora lo entiendo.

Este sitio tiene un encanto especial. No sé si el resto de Indonesia será igual.

Llevábamos unos días aquí cuando llegaron unas amigas de Silvia. Al día siguiente, nos volvíamos a despedir porque se marchan los 4 a seguir con su ruta.

Es muy probable que nos volvamos a encontrar, así que ya nos despedimos por costumbre, sin el dolor de no saber cuándo volverás a verte.

Por cierto, del desayuno no he comentado nada pero es estupendo.

La foto del desayuno no se quiere subir…lo siento.Desde la terraza sólo se ve «verde» y montones de libélulas revolotean todo el tiempo. ¡Cómo me gustan las libélulas!

Así que desayunar con este paisaje es maravilloso.

No te preocupes que cuando consiga hacer alguna foto decente de los arrozales, te las pondré.

Lo peor de este sitio son los gallos, que nos recuerdan a los días pasados en Pai en el resort del «señor Huevo Frito».

¿Por qué cada vez que canta un gallo, en mi cabeza visualizo una escopeta?

Curiosas las asociaciones mentales que hacemos sin pretenderlo…

Otra de las cosas que estamos haciendo estos días es buscar alojamiento para cuando vengan nuestros amigos.

Por el precio de un hotelucho en España, aquí tienes una villa privada con piscina. Pero no te engañes, hay de todo…

Creemos que hemos dado con el alojamiento perfecto, pero eso no se sabe hasta que no duermes allí la primera noche.

Pero lo más súper curioso que nos ha pasado estos días es que ¡nos ha crecido una seta dentro del baño!

Sí, sí, como lo oyes, tal cual.

Ayer estaba pequeñita y hoy mide ya unos 3 centímetros.

Te lo muestro para que te hagas una idea de cómo está el panorama en el baño para crezcan setas en él…

Si te fijas en la foto, verás una pequeña seta a la izquierda y un montón de hormigas a la derecha. Lo bueno de las hormigas es que de dormir juntas nos hemos hecho súper amigas.

 

No Vanesa, no, las juntas del baño no las han limpiado nunca. Aquí los baños se alicatan y ya no se tocan hasta que la casa pasa a otra familia y la derrumban para hacerla nueva.

Hoy tenemos pensado salir a bailar salsa por aquí. Hemos visto que hay varios sitios y queremos probar. 

Por otro lado, el fin de semana tenemos intención de irnos de Ubud y hacer una ruta en moto por el sur de la isla.

Lo que buscamos básicamente es una playa en condiciones…

Deduzco que pronto tendré muchas cosas que contarte.

¿Encontratemos playas decentes?

¿Nos parará la poli para sobornarnos durante nuestra ruta en moto?

¿Cuando volvamos tendremos una plantación de champiñones en la habitación?

Te lo cuento todo cuanto antes.

Si me cuentas tú algo tampoco estaría nada mal.

¿Alguna recomendación sobre cosas que comer o visitar?

¿Algo que quieras saber y que no te esté contando?

Me puedes escribir para lo que sea ?

UN ABRAZO

 

 

favicon

Acerca de la autora

Tania Carrasco Cesteros

Ayudo a las mujeres a superar sus complejos, a quererse como son y a mejorar la autoestima porque para mí es la base de la verdadera felicidad. Si necesitas adornarte para sentirte segura es que algo no marcha bien. Es el momento de empezar a amarte y construir la vida de tus sueños.

Reader Interactions

Comments

  1. Montse says

    Mmmm…. «desde la terraza,montones de libèlulas revolotean todo el tiempo..», ya nos contarás…»Círculo Màgico » era una asociación en cìrculo de las mismas,verdad? Y con su significado en.su.momento… 😉 Interesante,q te querrán decir ?
    Gracias x el consejo de remedio casero de tomar helado para la tos,estornudo y dolor de garganta.. :O ,.. Pablo te lo agradecerá eternamente…. xq si lo.has dicho tú.. 😉 …!!!
    Bali x lo q he visto x internet…debe ser precioso… !!!Gracias x las fotos…Me alegra mucho ver tu carita siempre sonriente… los dos… !!! ???Me gusta tu nuevo look… !!! Y lo de hacer surf,mola dice Mario…Besos de los tres … <3 ,para los dos 😉 !!!
    Muaaaakkkkssss….!!!

    • Tania Carrasco Cesteros says

      Desde luego las libélulas me dan una alegría que no te imaginas…Todas las mañanas escribo mientas veo como vuelan. A veces una se acerca y se posa a pocos centímetros. Sé que me quiere decir algo.
      Lo del helado para el catarro no lo tengo claro, pero me ha venido perfecto como excusa, jejej.
      Bali es súper bonito. Manu no está de acuerdo, le parece un sitio más, pero a mí me están dando ganas de quedarme aquí para siempre.
      Lo de hacer surf a ver si lo conseguimos algún día, jejej.
      MUCHÍSIMOS BESOS FAMILIA

    • Tania Carrasco Cesteros says

      JAJAJAJAJ Pues ya sabes, organizamos pronto una excursión a Bali para probarlos, porque si te los llevo en la mochila creo que no llegan bien…Uno es de mango y el otro de varios chocolates. A mi me chifla el de mango y a Manué el de chocolate. Yo es que comiéndome el de mango me siento mejor, me imagino que estoy comiendo fruta fresquita y saludable, jejej

  2. Lydia says

    Lo de las hormigas y los hongos no me molestarían, ni las lagartijas…las arañas según como fuesen porque habitualmente me pican y allí puede que sean venenosas jajaja! Pero lo de las cuquis lo llevaría muy mal que tienen que ser tamaño chancla que como no sea un lagarto de cómodo seguro que no se las comen las lagartijas.
    A la isla esa donde habían encontrado restos de Hobbit no te va a dar tiempo a ir no???
    Ya no está tan rizado el rizo jajaja!
    Un beso!!!

    • Tania Carrasco Cesteros says

      Jajajajaj, es que el rizo recién salido de la pelu da miedo pero luego se relaja, jajaj. Recuérdame lo de la isla…jeje.
      Y las cuquis no te creas, la de la cama era pequeña, pero hay de todos los tamaños.
      UN ABRAZO CARIÑO

  3. Puri de la Torre says

    Qué guapa estás y como me alegro qué ya estés en Bali aunque tengas setas en el baño
    Todo el qué ha estado en Bali dice qué es precioso.
    Cuando te comas un helado acuérdate de mi, me encantan los helados.
    Seguid disfrutando de esta ultima etapa de vuestro viaje.
    Un fuerte abrazo para los dos..

    • Tania Carrasco Cesteros says

      Esta semana voy a intentar no comer helados, pero no prometo nada. Yo siempre me acuerdo de ti, con helados o sin ellos.
      La verdad que tenemos una idea de Bali como destino de playa y para nada. Tendrá playas bonitas, aunque yo aún no las he visto, pero Bali es otra cosa: es vegetación, es verdor, arrozales, edificios típicos allá donde mires, cultura propia, amabilidad en cada rincón…una pasada.
      UN ABRAZO MUY GRANDE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo primero que necesitas es recuperarte a ti misma

¿Te gustaría poder mejorar el mundo mejorando tu propia vida?

¡Sí, quiero mejorar mi mundo!