Playa paradisíaca

RESORT DE PLAYA PARADISÍACA ¡OLE!

Jamás imaginé que estaría tan cerca de una playa paradisíaca de Thailandia, pagando tan poco.

Hemos dormido en nuestra nueva habitación, acompañados de algunas hormigas, pero nada a lo que no estemos acostumbrados ya.

Ko Kood es una de las islas menos explotadas de Thailandia. 

Estamos prácticamente en la selva.

De hecho, sólo llevamos aquí un día y ya hemos convivido con todo tipo de insectos, de lagartijas y de serpientes.

El desayuno frente al mar ha sido algo que tampoco esperábamos para nada.

Aunque no es precisamente barato, no está del todo mal.

Tenemos tortitas. Nada de chocolate y nata, eso sí, pero tortitas al fin y al cabo.

¡Riquísimas, por cierto!

Tenemos tostadas con mermelada y mantequilla.

No pienses en fiambre. Fiambre tampoco hay.

Tenemos zumo de naranja, con hielo.

También puedes prepararte un café con agua caliente, café soluble, leche en polvo y azúcar blanca.

Hay fruta. Puedes comer fruta para quitarte el sabor del café.

Y luego te pasan un papelito para que elijas entre: sopa, huevo frito con salchicas, huevos escalfados y otra cosa que no recuerdo, pero que seguro que lleva huevo.

Podría ser peor, te lo aseguro.

¡Los huevos escalfados están de muerte y vienen con ensalada!

Aquí tienen problemas con varias cosas: con el término «buffet» y con Peter Pan. 

Hoy hemos alquilado moto para recorrer la isla y tantear la posibilidad de encontrar un alojamiento más barato, y que también esté en la playa.

A pesar de comprobar que eso es totalmente imposible, al día de moto siempre le sacamos mucho provecho.

Volviendo a lo de Peter Pan…

Hemos encontrado un resort que se llama «Peter Pan», otro que se llama «Wendy», otro que se llama «Campanilla», otro que se llama «Capitán Hook» y otro que se llama «El País de Nuncajamás».

Le hemos dado vueltas al tema, sin encontrarle solución.

Peter Pan era mi película infantil favorita. No había demasiadas princesas que vestían de rosa y los niños no querían crecer.

¿Me habré quedado chiquitilla por eso?

Nos hemos llevado un sorpresón al entrar a preguntar en un resort de lujo.

Por curiosidad más que nada.

Ya estábamos allí y queda feo entrar y salir sin saludar.

Hotelazo en la playa, con spa y villas privadas en la misma arena.

De esos que entras, todo huele a caramelo y te reciben las muchachas más encantadoras y uniformadas de la isla.

Las villas privadas en la arena cuestan…

¡80€ la noche! ¡Con el desayuno incluído!

¿Hola por favor, me estás vacilando?

«Podéis reservar por internet, tomad una tarjeta. Nos vemos mañana», nos dice la muchacha encantadora de la recepción.

Pues no venimos mañana porque me pillas sin ingresos habituales, que si no…

No me digas que no es para pensarse lo de tener una villa privada en la playa, por 80 euros la noche con desayuno.

¡Aunque sea un par de noches!

Lo vamos a dejar para la luna de miel, que nos hemos quedado con las ganas. 

Estuvimos preguntando en otro lugar, donde el señor era súper majo.

Cuando le dijimos dónde nos alojábamos, a qué precio y que estábamos buscando algo más barato, ¡se echó a reír!

«¿Qué queréis más barato en la playa?

¡Imposible!»

Esas no fueron sus verdaderas palabras, pero algo así quería decir.

Después de recorrer la isla (que tiene poco más de 20 km) y mirar en casi todos los hoteles de playa, nos quedó claro.

Estábamos en un lugar privilegiado por un precio muuuuy bajo.

¡13 euros la noche! Desayuno a parte…

Como vamos a quedarnos aquí varias semanas, se nos ocurrió que quizá nos podían hacer algún tipo de rebajilla.

Encontramos un NO rotundo, de la «simpática» dueña.

Entonces, lo intentamos de otra manera y le propusimos dar clases de Yoga o Pilates, o lo que a ella le vinieses bien.

«Everything no», nos dijo ella tan maja.

¡A todo que no!

O lo que es lo mismo: «que paguéis lo que os digo y os dejéis de tonterías que no tengo el chichi pa farolillos»

Y se quedó tan tranquila.

Pues nada mujer, así te pasa, que tienes un resort espectacular en la playa y mientras los demás hoteles están llenísimos a ti te sobran habitaciones.

No puedes encontrarla en booking, ni en agoda, ni en ninguna página de las que se suelen usar para buscar hoteles.

Tiene una visión comercial un tanto peculiar, o que está enterrada en billetes y le da igual. No sabemos…

Nos han dado ganas de mandarla a Parla en más de una ocasión, pero después de darnos cuenta de que no vamos a encontrar nada mejor, tendremos que llevarnos bien.

Tampoco sabemos el tipo de vida que ha tenido esta señora, ni lo que la lleva a comportarse tan agriamente con sus clientes.

Así que vamos a sonreírle mucho a ver si le contagiamos algo.

Estoy convencida de que funcionará.

Otra de las cosas que hemos hecho en nuestro primer día en el paraíso ha sido comer.

Siiiii, como todos los días, pero esta vez nos hemos salido del tiesto.

Había que ir al restaurante del hermano del compi de Manu y pagar la novatada.

Este señor tiene un restaurante italiano aquí desde hace casi 10 años.

Se casó con una thailandesa, tuvieron una niña preciosa y aquí se quedaron.

Entre pizza y pasta, nos ha contado algunas anécdotas y nos ha aconsejado algún que otro sitio para visitar.

No se ha marcado ni un chupito de cortesía, pero nos ha regalado un mapa de la isla ?

Después de comer, hemos seguido recorriendo la isla.

Hay unos cuantos resorts de lujo de esos que quitan el conocimiento.

Nos hemos tenido que conformar con verlos desde la playa.

Playa Ko Kood

Y ya de paso, hemos hecho alguna fotillo.

Nos ha resultado muy raro un detalle.

Hemos encontrado varias playas preciosas, casi todas con resort cercano.

No hemos visto más de 10 personas en ninguna playa.

 

Si los hoteles están llenos y aquí no hay mucho más que hacer a parte de estar en la playa…

¿Dónde está la gente?

Una cosa muy rara…

He llegado a casa con el culo hecho polvo de tanta moto.

La carretera principal está medio asfaltada, pero para acceder a los resort de la playa los caminos suelen se intransitables.

Hemos dado más botes que un tonto.

Si tuviésmos hielo me sentaría encima.

Pero no, lo que tenemos en la habitación es un asador de pollos más que otra cosa.

Menos mal que tenemos un «fan» en la pared (ventilador).

De esos que cuando los pones para que se muevan suenan como si estuviesen despegando 200 aviones de combate.

¡De esos!

Hoy nos hemos movido de lo lindo.

Vamos a descansar que estoy deseando que llegue otra vez la hora del desayuno ?

 

UN ABRAZO MOCHITER@

favicon

Acerca de la autora

Tania Carrasco Cesteros

Ayudo a las mujeres con síndrome de Superwoman a recuperar su energía y su peso ideal para tener el cuerpo poderoso que les permita hacer frente a todos sus retos, sin estrés y desde el amor por sí mismas.

Interacciones con los lectores

Comentarios

  1. ivan dice

    Taniaaaaaaaa y Manuuuuu, que nos vamos a Bali!!!!!!! teneis alguna idea de zonas donde pillar sitio para dormir? Yo quiero eso de playa paradisiaca y tal por poco dinero eh? madre mía! que guay! Disfrutad mucho que dentro de nada nos vemos y nos teneis que contar todas vuestras experiencias!

    Un abrazo muy fuerte a los dos! Me dais muchísima envidia, pero al menos durante una semanita nos uniremos a la aventura!

    • Tania Carrasco Cesteros dice

      Joder qué ilusión más grande!!! En cuanto al alojamiento allí, ya le comenté a María Luisa. Creo que deberíais mirar vosotros por vuestra cuenta primero. Es muy posible que encontréis hoteles geniales por 30 ó 40 euros la noche. Nosotros tenemos otro presupuesto, jejejej. Yo ya estuve mirando el tema del alojamiento…pero aún es pronto para reservar, en nuestro caso. Tenemos varias opciones: esperar y que cuando nosotros lleguemos allí os busquemos lo mejor, viendo los hoteles por dentro y esas cosas, o que reservéis por vuestra cuenta e intentemos estar lo más cerca posible. Os recomiendo que miréis blogs. Poned en google cosas como «alojarse en Bali a buen precio» o algo así y os saldrán montones de blogs de gente que os explique todo. A mi me encantan los blogs de mochileros porque los hay de muchos tipos. Hay mochileros que sí, que van con mochila, pero que se alojan en sitios escandalosos de chulos. De momento yo creo que podríamos ir mirando los blogs, y en un par de mesecitos tomar una decisión poniendo nuestros descubrimientos en común. Hay una zona, que ahora mismo no recuerdo el nombre, que es la más turística, donde a nosotros no nos gustaría estar. Saliendo de las zonas turísticas los alojamientos suelen ser más baratos, menos follón y más cultura real del país.
      Yo creo que vamos muy bien de tiempo para mirar tranquilamente. Os parece?
      ¡Nos encanta la idea de veos en Bali! O donde sea claro, jejejejje. UN ABRAZOOOOO

  2. Nela dice

    ¿¿Estas en Thailandia o en «el País de nunca Jamas» con los niños perdidos?? He mirado a ver si encontraba alguna relación en internet pero no he tenido suerte.

    • Tania Carrasco Cesteros dice

      Jajajajajajaj, ambas ideas me gustan. Creo que la relación se debe simplemente a que son hoteles de una misma empresa, cuy@ propieteri@ debe tener cierta obsesión con Peter Pan…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.