vacunas

PREPARATIVOS fase 3: LAS VACUNAS

 

El tema de las vacunas es un tema polémico, ¡y caro!

Una de las cosas que se suponen más importantes cuando viajas a lugares tan lejanos, es el tema de las vacunas. Son muchos los peligros desconocidos a los que nos enfrentamos cuando salimos de nuestro entorno (esto lleva un poco de ironía, pero poco). En este post os contaré cómo he afrontado yo esta cuestión.

Como mi Puri piensa mucho en mi bienestar, enseguida me consigue el número del centro de vacunación más cercano para que coja cita.

Para cuando llega el día de la cita, hemos conocido tanta gente que ha estado viajando sin vacunarse que vamos un poco reticentes, pero yo tenía claro que si había vacunas obligatorias había que ponérselas. Manué estaba casi convencido de no ponerse ninguna.

Llegamos al centro de vacunación unos minutos antes de la hora de la cita y allí no se ve ni se escucha un alma. Estoy por llamar a la puerta de la consulta en la que pone “Por favor, no abrir la puerta, enseguida salimos a atenderles”, pero el letrerito me tira para atrás. Vaya que por impaciente no me encuentren la vena a la primera. Además, ya empiezan a escucharse ruidos así que alguien tiene que haber ahí dentro. Pero pasan los minutos y de allí no sale nadie. Como empieza a llegar más gente,  aprovecho para llamar puesto que cuando salgan a abrir no sabrán quién ha osado tocar la puerta a pesar del letrerito.

De repente se abre la puerta de la consulta y sale…Rafael Amargo, seguido de una enfermera que no para de hacerle la pelota. O el mundo del espectáculo está muy mal y este señor se ha tenido que cambiar de profesión o es que tiene una actuación en El Congo y necesita vacunarse.

Nos dan una hoja para rellenar y nos pasan con el médico. Lo primero que nos dice es que para los países que vamos a visitar (Sri Lanka, India, Nepal, Laos, Camboya, Vietnam, Thailandia, Indonesia, Filipinas) no hay ninguna vacuna obligatoria. Manué y yo nos miramos con media sonrisa y nos quedamos a aguantar la charla, aunque ya sabíamos todo lo que teníamos que saber.

El médico, este señor serio, de voz tenue y entrecortada, juntando las palabras o comiéndoselas (no lo sabemos porque no lo escuchábamos), que nos da una charla de 30 minutos mientras rellena medio millón de recetas…se ve que disfruta mucho con su trabajo. Pero a veces,  intuíamos que podía estar diciendo algo interesante y le preguntábamos: ¿Cómo dice? ¿Que la rabia es mortal?

“Cari la de la rabia hay que ponérsela”, le digo a mi Manué.

El médico se levanta cuando acaba su charla y mete el medio millón de recetas en una carpetita, y nos invita a pasar con la enfermera para ponernos la de la rabia, que por cuestiones de tiempo hay que ponérsela ¡ya!

“Yo no me voy a poner ninguna vacuna”, dice Manué.

El médico, que estaba de pie con la mano en el agarrador de la puerta, gira despacio su cabecita y lo mira entre perplejo y ofendido, y dice despacito: “Y entonces ¿para que habéis venido?”. Cuando en realidad quería decir: “¡Me cago en tus muelas pedazo de cabr…y para eso me tienes media hora dándote la charla, mala diarrea te dé cuando estés allí en la selva y sólo puedas cagar en un agujerito!”. Pero se mantuvo en su sitio y casi no se le notó el cabreo.

“Sí cariño, vas a pasar conmigo y con la enfermera y te vas a poner la vacuna de la rabia”.

Pasamos con la enfermera los dos, y Manué decide contarle a este miembro del personal sanitario de nuestro país, las ventajas e inconvenientes de vacunarse, como si el que hubiese estudiado la carrera de medicina hubiese sido él. La muchacha se reía, sin mucho interés por rebatir sus argumentos. “Oye, que si no quieres no te vacunes eh!”.

dibujos-animados-medico-inyeccion-loco

Finalmente, aunque nos costó trabajo convencerlo, Manué se puso la de la rabia, que sería la única de las medio millón de vacunas que nos aconsejaron que se pensaba poner, y se hizo amigo de la enfermera, amiga de Rafael Amargo. Yo decidí ponerme también la de la hepatitis A, puesto que se supone que no la he pasado y ese tipo de tratamientos se complican por ciertos países. Manu ya había pasado esta enfermedad, así que estaba vacunado desde hacía tiempo.

No quiero sentar cátedra respecto al tema de las vacunas porque es un tema muy personal. Aconsejo a todo aquel que quiera viajar que se informe y tome sus propias decisiones. Es un tema complicado en el que está en juego tu salud, nadie puede decidir por ti.

Y como aún no puedo saber si lo nuestro ha sido o no una decisión acertada, tendremos que esperar a que pasen los meses y veamos si nos pica algún mal mosquito y tenemos que hacer uso del pedazo de seguro médico que llevamos. De momento, y estando aquí en España, alimañas y bichos patrios, podéis morderme sin problema, ¡estoy vacunada!

Tengo que decir para concluir, que si nos hubiésemos puesto todas las vacunas que nos aconsejaron, tendríamos los brazos como un colador y el bolsillo…¡agujereado del todo!. Cada uno que saque sus propias conclusiones.

Y, por favor, si algún viajero experimentado y conocedor del tema vacunas es tan amable de darnos su opinión, estaremos más que encantados de escucharla.

MILES DE MORDISCOS PARA TODOS

https://www.google.es/webhp?sourceid=chrome-instant&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=centro%20de%20vacunaci%C3%B3n%20internacional

 

favicon

Acerca de la autora

Tania Carrasco Cesteros

Ayudo a las mujeres a superar sus complejos, a quererse como son y a mejorar la autoestima porque para mí es la base de la verdadera felicidad. Si necesitas adornarte para sentirte segura es que algo no marcha bien. Es el momento de empezar a amarte y construir la vida de tus sueños.

Interacciones del lector

Comments

  1. Tienes suerte…yo me encontré a Rapel cerca del edificio y lo traduje como mal augurio…ya sabes que mi opinión es diametralmente opuesta a la de tu Manué. Yo en cada viaje me he vacunado de TODO lo que me han aconsejado.Estas enfermedades son muy latosas de pasar,y muchas,y…no estáis en Europa,pero,eso es para otros,porque a vosotros no os va a pasar nada y estáis a punto de salir…(Manu te matoooooo….)Jajajaja…mil besos.

    • Ja ja ja ja ja si, sabemos tu opinión jajajajajjjajaja
      Que nos podíamos haber ido a Croacia mejor, también, no? ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo primero que necesitas es recuperarte a ti misma

¿Te gustaría poder mejorar el mundo mejorando tu propia vida?

¡Sí, quiero mejorar mi mundo!