preparativos del viaje

PREPARATIVOS DEL VIAJE, fase 1

¿Se decidirá mi chico a venir conmigo al viaje?

Hay que empezar con los preparativos y aún no sé si voy sola o acompañada…

Los meses pasaban y yo planeaba mentalmente cómo sería el viaje. No me lo podía imaginar sin él. Ahora que la vida me había puesto delante la persona que andaba buscando desde hacía tanto tiempo, no podía tirarlo todo por la borda. Así que sólo tenía una opción: ¡¡¡hacerle ver que no podía no venirse!!!!

Si, también podía haber barajado la posibilidad de quedarme, ¡¿pero es que acaso no me habéis escuchado antes?!, cuando algo se me mete en la cabeza…

Al final, lo que pintaba como una aventura en solitario, donde me iba a jugar todo lo que tenía, acabó siendo un plan de pareja que cada día nos hacía más ilusión.

Pero eran muchos los inconvenientes…

Por un lado, teníamos que dejar nuestros respectivos trabajos. Él que acababa de empezar en una empresa donde estaba muy valorado y donde hacía algo parecido a lo que le gustaba. Yo, con un negocio floreciente que me daba grandes ingresos, siendo mi propia jefa y poniendo mis propios horarios, rodeada de gente que apostaba por lo que hacía…No iba a ser fácil.

Decidimos no decir nada hasta que el proyecto fuese tomando forma y, juntos, imaginábamos miles de situaciones, de experiencias y de momentos que nos esperaban a la vuelta de la esquina.

Pero nos quedaban muchos meses para poder contárselo al mundo, cuando ya tuviésemos atados todos los cabos y hubiésemos encontrado a la persona adecuada para dejarle mi negocio. Eso era lo que más me preocupaba.

Soy ajena al qué dirán, a los prejuicios de la gente y a las opiniones enfrentadas, que era consciente que habría muchas. Lo único que me quitaba el sueño era dejar bien encarrilado el negocio que tanto esfuerzo me había costado sacar adelante. Que todos aquellos que habían confiado en mí durante tantos años estuviesen a gusto con la obligada situación que les planteaba.

Fueron meses de comeduras de tarro, de elaborar discursos de despedida, de planear cómo iba a soltar aquella bomba. Y al final…ni siquiera recuerdo cómo lo hice, de los mismos nervios que tenía.

dos caras hombre loco

La gente más allegada se enteró primero, guardamos el secreto muy bien para que familia y amigos fueran los primeros en enterarse y que nadie se sintiese ofendido. Y una vez apalabrado el traspaso del negocio tocaba comunicárselo a los integrantes de mi “Círculo Mágico” (así se llamaba, y se sigue llamando, el negocio).

Fueron situaciones muy raras, reacciones de todo tipo, pero la mayoría coincidían en animarme en mi nueva aventura y apoyarme en la decisión. Lo que me reafirmaba en mi idea de que llevaba muchos años trabajando para gente maravillosa a la que iba a echar mucho de menos.

«Eres un espíritu libre, sabíamos que este momento iba a llegar», recuerdo que me decían algunas.

Es cierto que la gente más cercana, familia y amigos, fueron los que mostraron más reticencias. El miedo nos aprieta en cuanto nos topamos con una situación que no nos gusta y que escapa a nuestro control. Con el paso del tiempo, las opiniones se fueron relajando y en el aire sólo quedaba algo parecido a “que tengáis mucha suerte y mucho cuidado”.

Pero nunca me asustaron los cambios, así que ¡estaba decidida e iba a por todas!

 

favicon

Acerca de la autora

Tania Carrasco Cesteros

Ayudo a las mujeres a superar sus complejos, a quererse como son y a mejorar la autoestima porque para mí es la base de la verdadera felicidad. Si necesitas adornarte para sentirte segura es que algo no marcha bien. Es el momento de empezar a amarte y construir la vida de tus sueños.

Reader Interactions

Comments

  1. Verónica says

    Eres una valiente, te admiro amiga mía. Me encanta qué seas un espíritu libre. No tengo duda que vivirás grandes aventuras y a mi me encantará leerlas.

  2. Beatriz says

    He empezado hace poco a leer tu blog y te admiro. Siempre cuesta tomar decisiones, pero más difícil es llevar a cabo esas decisiones, por lo menos para mí. Aunque siempre me he dicho a mí misma, que lo importante es uno mismo, hay veces que te afecta lo que los demás puedan opinar de ti, sin que ellos mismos se paren a pensar o, mejor dicho, intentar comprender las razones por las que tomas esa decisión y no juzgarte. Por eso, cuando escribiste «soy ajena al qué dirán, a los perjuicios de la gente…», me has recordado a mi media naranja, que me siempre me aconseja lo mismo.
    Me alegro por ti, de ser tan valiente de llevar a cabo este cambio y hacerlo realidad. Un saludo y mucha suerte

    • Tania Carrasco Cesteros says

      Qué alegría de mensaje Beatriz! Me encanta saber que la orientación que le estoy dando al nuevo blog va muy en consonancia con los miedos y los obstáculos de mis lector@s. Creo que el nuevo blog te va a gustar mucho más. Mil gracias por compartir esto conmigo y por seguirme. UN FUERTE ABRAZO. P.D: haz caso a tu media naranaja?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo primero que necesitas es recuperarte a ti misma

¿Te gustaría poder mejorar el mundo mejorando tu propia vida?

¡Sí, quiero mejorar mi mundo!