Midigama últimos dias

ÚLTIMOS DÍAS EN MIDIGAMA

Aunque aquí estamos la mar de agusto, disfrutamos de los últimos días en Midigama, antes de pasar a India.

Antes de nada, no nos ha vuelto a orinar ninigún animal.

Seguro que era una cosa que os preocupaba.

Hemos tenido un finde tranquilo, arreglando cosillas del blog y relajadísimos.

Lo único interesante que hicimos ayer fue ponernos hasta el culo de comer y luego irnos un rato a la playa.

Sólo que enseguida se puso el cielo tan negro que duramos poco en ella.

Fue muy divertido llegar a la arena, mientras Manu me cantaba «bulerías» de las suyas, que son para oírlas.

Descojonados de la risa y aún con la ropa puesta, nos tiramos por la arena a hacer la croqueta en plan película.

Tengo que haceos una advertencia:

En las pelis queda muy chuli y muy romántico. Sin embargo, cuando lo haces tú con la boca abierta porque no puedes parar de reírte, tragas arena sí o sí.

Por no hablar claro, de que todavía me estoy sacando arena del pelo, y eso que a penas tengo.

Estuvimos toda la tarde mirando cosillas del próximo destino, de este blog que me va a quitar la vida y de cuando en cuando quitándome la arena de las entrañas.

Como comimos como si no hubiese un mañana, no teníamos mucho hambre para la cena.

El caso es que como teníamos pescado del día anterior había que hacerlo. Así que hicimos un huequito en nuestros estómagos y nos lo comimos.

En esta ocasión, como lo hizo Manué, estaba mucho más jugosito y no tuvimos que acompañarlo con nada.

Descansamos divinamente y a la mañana siguiente…

¡¡¡DESAYUNACOOOO!!!

Plátanos, mangos, galletas y otro gran descubrimiento culinario: la papaya.

Ambos la habíamos probado previamente en España, sin éxito. Yo sólo recuerdo que no me apasionó mucho el sabor, pero Manu dice que a él le olía a caca y le atrofió el gusto.

Con esa primera experiencia, puede considerarse un atrevimiento haber comprado aquí una papaya de 2 kilos, pero es que somos unos temerarios.

La abrimos recelosos, le quitamos esas pepitas extrañas que parecen cagarrutas de oveja chica y la probamos con intriga.

¡Qué rica estaba!

Hoy si que vamos a empezar el día con fuerza.

No hemos hecho mucho más que ocuparnos de ciertas cosillas del blog que no hicimos ayer, ver un curso on line sobre cómo llevar un blog y no morir en el intento y cuidar de la finca de nuevo.

Esta mañana que tuvimos que salir a comprar agua, Videhé nos siguió con la moto para preguntarnos si nos íbamos para todo el día.

¡Estos se quieren ir de jarana otra vez!

Les advertimos que no tenemos ningún plan especial, así que se marchan a visitar a familiares.

Se marchan por los pelos porque este señor cuando nos coge por banda se pone a hablar y no hay quién le pare.

No sé si la familia les estaría esperando a alguna hora pero han llegado tarde fijo.

De todas formas son para ponerles un monumento.

Les hemos pedido que nos digan la cuenta porque mañana es nuestra última noche aquí. Se han mirado con ojos golosones y nos han dicho que nos cobrarían sólo la habitación y la moto (bastante barato además).

Las botellas de agua que les hemos pedido, los cafés que nos tomamos por las mañanas, la cena con té que nos tuvieron que hacer un día que no pudimos salir a cenar de lo mucho que llovía…todo eso ¡regalo de la casa!

Y encima nos llevan al tren el día que tenemos que salir para el aeropuerto.

¿Hay que quererles o no?

Pero se hace tarde y como no vuelven, Manué sale a comprar cena y yo me quedo de guarda de seguridad.

Nos acostamos y aún no han llegado…estos niños se están pasando hoy…va a haber que regañarles…

El domingo amanece lloviendo bastante.

Nosotros que queríamos aprovechar nuestro último día aquí con un buen baño en la playa, me parece que no vamos a poder.

El gato está muy raro hoy, Manu dice que sabe que nos vamos.

El perro cebra está como siempre, a ese le da igual. Pero el gato me busca todo el tiempo para subirse encima mía y ronearme, cosa que no ha hecho nunca.

De lo más interesante del día ha sido cuando Manué se ha metido a la ducha y se ha quedado con ella en la mano…

¿Os acordáis de lo bien que estaba sellado el wc? Pues la ducha con las mismas.

En cuanto ha salido el agua con un poco más de presión de la cuenta, la ducha ha salido disparada, con el consiguiente riesgo a abrirnos la cabeza.

Midigama últimos dias

Sí, es todavía más guapo cuando lo mojas ?

Pero lo mejor de todo ha sido poder hablar por skype con mi amiga Mery y mi pequeño Enzo…

Nos ha costado un poco porque no había conexión y Manué se ha tenido que meter por una ventana a conectar el router (sí, nos han dejado de guardianes otra vez).

Pero al final hemos podido hablar un rato, casi como si estuviéramos en el mismo país. ¡Qué maravillosa la tecnología!

Hoy será nuestra última cena en Midigama y mañana nuestro último día en Sri Lanka.

El balance es muy bueno pero ya tenemos ganas de cambiar.

No sé si podré escribir pronto o tardaré unos días, así que si tardo disculpadme.

Sin embargo, lo que más me preocupa de India no es el tema de la conexión a Internet ni de que haya ratas y muertos por las calles, no.

Lo que más me preocupa son los mosquitos.

Si aquí que no son problemáticos, nos pican con pantalón largo e intoxicados de repelente, ¿cómo lo solucionaremos allí?

Va a ser lo primero que hagamos cuando lleguemos a India. Comprar el mejor repelente del momento. Lo que ellos usen o en su defecto un lanzallamas. Ya veremos…

Alba, el «relec extra forte» creo que no funciona fuera de Thailandia porque parecemos coladores.

Y el bote dice que con una vez al día es más que suficiente, que no conviene repetir la aplicación.

El que lo haya escrito no ha venido a Sri Lanka desde luego.

Por otro lado, nos han advertido que Sri Lanka es la India en una versión muy light, pero por lo menos esto nos ha servido de práctica para lo que nos espera.

Hemos aprendido a regatear, a no fiarnos de nadie y a pensar las cosas dos veces antes de tomar una decisión.

Buen aprendizaje este ?

SÉ QUE OS VENÍS CON NOSOTROS A LA INDIA, GRACIAS?

HABLAMOS MUY PRONTO

OS QUIERO?

 

 

favicon

Acerca de la autora

Tania Carrasco Cesteros

Ayudo a las mujeres a superar sus complejos, a quererse como son y a mejorar la autoestima porque para mí es la base de la verdadera felicidad. Si necesitas adornarte para sentirte segura es que algo no marcha bien. Es el momento de empezar a amarte y construir la vida de tus sueños.

Reader Interactions

Comments

  1. Nuria says

    Manué ya no es Manué… ahora es Jezú el naufrago¡¡jajajjaja si estuviese allí el señor Carrasco le decía de todo menos bonito (ni mojao ni sin mojar ajajajaja) y pegaba con silicona todo lo pegable¡¡
    bss para los dos y buen viaje¡¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo primero que necesitas es recuperarte a ti misma

¿Te gustaría poder mejorar el mundo mejorando tu propia vida?

¡Sí, quiero mejorar mi mundo!