un año muy completito

MI BALANCE DEL 2018: GRANDES SUEÑOS, TRANQUILIDAD Y MÁS CAMBIOS

Bueno…aunque no me gusta demasiado hacer las cosas cuando “tocan”, voy a hacer balance.

Estoy en una de las etapas más emocionantes y cambiantes de mi vida, así que no está de más dejar por escrito todo lo que me ha pasado en este año para poder volver a ello y valorar los aciertos, y también los tropiezos.

El 2018 empezó al lado de mi familia política y al ritmo de Alejandro Sanz. En Nochevieja pusieron por la tele ese concierto maravilloso que me perdí en directo y me pegué al televisor desde que empezó hasta que terminó.

Disfrutando de la familia de mi chico y con la música que me toca el corazón.

Ya…quizá puedes estar pensando que no me pega Alejandro Sanz, pero es lo que hay, ¡qué le vamos a hacer!

Tan solo llevaba unos meses viviendo en Torrox, Málaga, después de aquel viaje mochilero por Asia que me cambió la vida. Puedes leer mis aventuras en la sección de viajes que tienes aquí.

Así que el 2018 empezaba viviendo un sueño: vivir en la playa. Salir a la terraza y ver el mar…¡Maravilloso!

Unido a eso, RevolucionaT crecía y empezaba por fin el primer curso online sobre autoestima, creado íntegramente por mí. Este curso, llamado “Delicioso Amor Propio, en pastillas”, no solo se vendió bien sino que la gran mayoría de las mujeres que me acompañaron en la aventura quedaron encantadas.

Si necesitas sentirte mejor contigo misma, corre a echarle un vistazo porque muy pronto subirá de precio. 

Solo hubo una devolución y esa persona ni siquiera había pasado del Módulo 1, así que no me lo tomé como algo personal.

Por el camino, aprendí muchísimo de cómo es esto de vender desarrollo personal, que está tan mal visto.

Parece ser que como el principal interés de las personas que nos dedicamos a esto es ayudar, tenemos que vivir debajo de un puente. Y no, no es así. Las personas que nos dedicamos al desarrollo personal también comemos, pagamos facturas y nos gusta dormir bajo techo.

¡Feas costumbres que hemos heredado!

De hecho, te voy a contar una de las anécdotas con las que más me he reído en este 2018, y que muy poca gente sabe:

Recibo un email de una mujer, que pone:

  • “Quiero curso gratis”

Así, tal cual…

Ni hola, ni buenas tardes, ni me llamo “Fulanita de tal”, ni nada de nada.

Antes de hacer un juicio de valor sobre la dureza de la cara de esta señora, le respondo diciendo:

  • “A ver si lo he entendido bien: Quieres un curso gratis”

Y ni corta ni perezosa me responde:

  • “Sí, de autoestima, en Zaragoza, por las tardes”.

Imagínate la panzada de reír que me pegué. Pero la cosa no quedó ahí, volví a contestar…

  • “Lo siento mucho pero esto no funciona así. Mis cursos son de pago, aquí tienes mis servicios (enlace a los mismos) por si te interesa echarles un vistazo. Además, si tuviese que trasladarme a todas las ciudades donde se requiere mi presencia tendría que tener el don de la “teletransportación”, y aún no he llegado hasta ese punto. Muchas gracias por el interés”.

¿Te volvió a contestar a ti? Pues a mí tampoco.

Tenía que haberle hecho caso a mi amiga y compañera Sònia Molinas y haberle dicho:

  • “¿Usted quiere un curso de autoestima gratis en Zaragoza por las tardes? Pues yo quiero un chalet con piscina los viernes y sábados por la mañana”, y haberme quedado tan ancha. Ahí estuve poco original…

Este email me hizo replantearme la situación.

Es MARAVILLOSO tener un trabajo desde donde poder ayudar a mucha gente; si alguna vez has querido ponerte en contacto conmigo ya te habrás dado cuenta de que respondo rápidamente a todo el mundo e intento ayudar al máximo. Pero es bastante frustrante toparse con gente así, aunque me pegase unas buenas risas, puesto que suelo tomarme las cosas con bastante humor.

En fin…

El año ha pasado entre:

  • Paseos diarios por la playa
  • Mucho trabajo
  • Nuevas amistades
  • Intento de proyectos fallidos
  • Alegrías por los proyectos que no fallan
  • Y aprendizajes de todo lo que ocurre alrededor

Una de las mayores alegrías del 2018 ha sido el momento en el que me convertí en Blog Revelación, cuando RevolucionaT a penas acababa de cumplir un añito. Fue espectacular el subidón de energía y motivación que me dio.

Así que doy las gracias a Álvaro López, a todo el equipo de Autorrealizarte y a las personas que votaron por mí, por darme esta tremenda alegría.

 

Lo cierto es que también ha habido algunos sustos…El mes de junio no fue precisamente idílico a pesar de ser el mes de mi cumpleaños. Pero son temas personales que afectan a más personas y que no puedo contarte, lo siento de verdad. No soy de guardarme nada pero cuando prima el respeto a la intimidad de otras personas no puedo ir más allá.

El caso es que no fue un buen mes.

Pero también me pegué unas buenas risas en junio, a pesar de los malos tragos, justo unos días antes de cumplir los 35, cuando los Testigos de Jehová decidieron llamar a mi puerta.

Te pongo en situación: Estoy sola en casa limpiando:

  • Toc, toc

Yo soy de esas personas que si no has concertado una cita previa conmigo no te abro la puerta.

Nunca espero a nadie sin avisar y a veces no hago ni amago de coger el “telefonillo”. Pero en este caso, esa persona que llamaba estaba justo detrás de la puerta, a medio metro de mí, se había saltado el paso 1 de llamar desde el portal.

Contesté…

  • “¿Quién es?”
  • “Soy Mary Carmen”, dijo una vocecita de mujer.
  • Pensé, “Muy bien, ahora me ha quedado claro”…Pero lo que contesté en realidad fue: “¿Qué Mary Carmen?”

¿Acaso se suponía que tenía que conocer a esta tal Mary Carmen?

  • “Mira perdona, soy Testigo de Jehová, quería hacerte una pregunta”, dijo la vocecita.

Durante unos segundos dudé si abría o no, no te voy a engañar. Pensé: “Mierda, la he jodido, sermón al canto”. Pero, por un mínimo de respeto hacia esta persona que parecía tan educada, abrí la puerta…

Cuando Mary Carmen me vio, me miró de arriba abajo y me dijo:

  • “Ay, lo siento, no puedo hablar contigo, eres menor, ¿están tus padres?”.

Pero Mary Carmen, hija de mi vida…

Me aguanté la risa, para que las patas de gallo no me delatasen, y contesté:

  • “No, mis padres no están, gracias”.

¡Hasta luego Mary Carmen! (Te juro que se llamaba Mary Carmen).

Justo faltaban dos días para mi 35 cumpleaños y esta señora no quiso hablar conmigo porque pensó que era menor.

¡Mary Carmen, te quierooooooo!

Totalmente exagerado, lo reconozco.

Porque aunque puedo aparentar un poquito menos de la edad que tengo, esta señora se pasó tres pueblos y medio.

Al principio me alegré de haberme librado del sermón, pero luego pensé que quizá me había perdido una conversación interesante. Ya nunca lo sabremos.

Los meses veraniegos dieron para más:

  • Me metí de cabeza en varios proyectos interesantes, junto a personas extraordinarias. Personas de estas que piensas que si hubiese más en el mundo todo sería diferente.

Mención especial a mis mujeres maravillosas de “las zoom”. Ellas saben quiénes son. Un grupo “secreto” de mujeres empoderadas que luchan por sus sueños y ayudan a otras a conseguirlos.

El verano fue genial, sobre todo las vacaciones en Ibiza con casi toda la familia (hubiese estado mejor si mi Nú hubiese podido venir).

Pasar tiempo con “mi bebé”, que en realidad salió del vientre de mi hermana pero es mío ;-), siempre supone pasar buenos momentos. Sobre todo si no están sus padres, porque se vuelve más manejable y te hace más caso. Cuando están sus padres la sangre tira y los demás pasamos a un segundo plano.

¡Amo a mi bebé!

Pero no ha sido el único bebé al que he amado este año, porque mis amigas han decidido que este era el año de aumentar las familias.

Así que han llegado a nuestras vidas Víctor, Alonso, Carmen, y Adriana que viene de camino.

Menos mal que con las bodas nos hemos relajado un poquito.

 

Además, el viaje en Ibiza, también me permitió pasar tiempo con mi queridísima Ana. Sabes que te adoro 😉

 

Uy, se me olvidaba que este verano también ha sido el verano en el que me he afeitado la cabeza. Si aún no lo has visto y te quieres reír, pincha aquí para verlo porque va con vídeo incluido. Claro que lo más interesante son las reflexiones finales.

 

El protagonista absoluto del vídeo es mi padre. Protagonista también de los primeros meses de este 2018. ¿Por qué?

Porque le quisimos preparar una mega fiesta sorpresa por su 60 cumpleaños y ¡lo conseguimos!

Con la ayuda de toda la familia y de todos sus amigos conseguimos que “Don témpano de hielo” se emocionase.

Madre mía qué nervios pasé durante el previo a la fiesta…

Y claro, papá ha cumplido 60 este año, y mamá también. Pero si a mamá le hacíamos una fiesta sorpresa era capaz de darle un soponcio. Así que nos la llevamos a la playa, también por sorpresa, pero en petit comité.

Nos fuimos l@s 5 al hotel donde veraneábamos de pequeñas. Solo mi padre, mis hermanas y yo, como cuando éramos niñas.

¡Fue precioso!

¡Os lo merecéis todo papis!

 

Poco después del verano, cumplí otro de mis grandes sueños: organizar mi primer retiro de Meditación y Desarrollo Personal junto a mi pareja, que pronto tendrá nueva edición. Puedes leer más detalles aquí. 

¡Exitazo!

Superó todas mis expectativas:

  • Se formó un grupo de mujeres super precioso
  • Reímos, lloramos…
  • Hicimos Yoga
  • Chikung
  • Danza Africana
  • BioDanza
  • Senderismo
  • También hicimos mucho el “mono” en ciertas dinámicas…
  • Dormimos en habitaciones prácticamente nuevas, lo que es de agradecer
  • Y comimos comida sana, aunque ver a Rocío y a Lydia comer verdura pareciese más un drama que otra cosa 😉

¡Os quiero chicas! ¡A todas y cada una de vosotras!

Fue un fin de semana muy especial tanto para Manu como para mí.

Con el corazón en la mano: GRACIAS

 

Pasado el subidón del retiro, había que ponerse de nuevo a currar duro.

Por las venas de mi pareja y por las mías, empezaba a rondar la idea de montar un nuevo negocio físico que pudiésemos compaginar con el mundo online.

Estuvimos mirando locales por la zona de Málaga durante meses, pero nada. No encontrábamos nada que se adaptase realmente a lo que queríamos.

Así que, ni corto ni perezoso, mi Manué se puso a buscar opciones por otras ciudades.

Hasta el punto de que estuvimos a punto, a puntito, de irnos a vivir a Tarragona.

Cataluña es un destino que tengo en mente desde hace tiempo, pero que no sé si se llegará a materializar algún día.

En esas estábamos cuando surgió la oportunidad en una ciudad donde nunca pensé que viviría, y que de momento no voy a revelar.

¿Por qué?

Porque no me gusta contar las cosas antes de que pasen. Probablemente la única superstición que tengo.

Ya lo sabe más gente de la que me gustaría, así que te contaré más adelante, cuando el tema esté mejor encaminado.

Pero empezar nuevas etapas siempre me llena de ilusión y nerviosismo a partes iguales. Otra vez nueva ciudad, nuevo negocio, nueva casa, nuevas personas, nuevas costumbres, otras rutinas…¡Es emocionante!

 

Por otro lado, si sigues RevolucionaT, sabrás que estoy tramando algo dentro de este proyecto.

2019 empieza fuerte:

  • Nuevo enfoque de RevolucionaT
  • Cambio de residencia
  • Puesta en marcha de negocio físico

Y otros cuantos objetivos que tengo en mente 😉

Si quieres enterarte de todo a su debido tiempo, y acompañarme en los proyectos hermosos que voy a poner en práctica, pide acceso a mi grupo de FB “La Revolución de la Mujer Consciente” que ahí es donde voy a estar más activa.

2018 ha sido un gran año, un año que necesitaba.

He tenido muy poca vida social, cosa que también necesitaba, pero aún así he conocido a gente maravillosa.

Las compañeras y compañeros del mundo online, de los diferentes masterminds en los que participo, de las formaciones que hago, de las charlas que imparto…son siempre fuente de inspiración.

GRACIAS TAMBIÉN A VOSOTR@S

No me voy a poner a decir nombres porque voy a quedar fatal olvidándome de la mitad. Ya me he pillado los dedos con el nombre de los nuevos bebés 😉

Es más, tendría tantos nombres que poner que este artículo sería interminable.

Pero tengo que mencionar sí o sí a Lydia, Esther y Marta, que ya se han convertido en soporte indispensable para mí y para RevolucionaT.

Mil disculpas a todas las personas que me habéis acompañado este año y que no he mencionado. Tengo la suerte inmensa, de toda la vida, de rodearme de grandes personas.

Ha sido un año muy intenso, no cabe duda.

 

¿Con qué me quedo de este 2018?

  • Con el crecimiento del proyecto y el cariño de mi comunidad
  • Con el afianzamiento de las relaciones que quiero en mi vida
  • Con los paseos diarios por la playa
  • Con el “darme cuenta” de que cada día quiero y valoro más la familia que tengo
  • Y con la convicción absoluta de que empieza, ooootra vez, una de las mejores etapas de mi vida, y eso me tiene muy ilusionada

GRACIAS, MUCHÍSIMAS GRACIAS, POR COMPARTIR UN TROCITO DE TU VIDA CONMIGO

 

¿Con qué te quedas tú de este 2019?

¿Hay algo que te apetezca contarme?

¿Hay algo de mi año que no supieses o que te apetezca preguntarme?

Me encantaría terminar este año charlando contigo 😉 ¡Cuéntame!

 

 

favicon

Acerca del autor

Tania Carrasco Cesteros

Ayudo a las mujeres a superar sus complejos, a quererse como son y a mejorar la autoestima porque para mí es la base de la verdadera felicidad. Si necesitas adornarte para sentirte segura es que algo no marcha bien. Es el momento de empezar a amarte y construir la vida de tus sueños.

Interacciones del lector

Comentarios

  1. En mi balance de este año tienes un gran lugar, Tania.

    Gracias por ser tan cercana y auténtica, me das permiso y me inspiras para mostrarme también así. Me considero afortunada de estar en tu historia de este año (y espero que en la de muchos que están por venir) y sobre todo por haber sido parte de ese retiro tan especial.

    Desde aquí un beso enorme a todas esas grandes mujeres que nos encontramos allí, en el sentido figurado y literal.
    Y un abrazo especial a Manu y a ti por hacerlo posible y demostrarme que los sueños sí se pueden cumplir.
    Feliz año preciosa!

    • Gracias Bea!!!

      Sí, desde luego tú también has ocupado para mí un lugar importante este año.

      Estuvimos a punto de vernos en Málaga y al final nos acabamos encontrando en el retiro. Porque estaba claro que más pronto que tarde nos tendríamos que conocer.

      Yo también me considero muy afortunada de tenerte cerca y de que tú fueses una de esas mujeres que participaron en nuestro primer retiro. Cumplir sueños al lado de mujeres como tú no tiene precio.

      Un abrazo muuuuuuy grande

      Tania

  2. Este es mi balance del 2018 fracaso en todos mis intentos:
    Fracaso labor con despido incluido.
    Fracaso de pareja con ruptura
    Fracaso de viajar a otro país.
    Todos mis intentos y mis planes se esfumaron.
    He conseguido:
    Tener más ingresos que cuando trabajaba.
    Descubrir me en mi soledad y sentir me libre sin la mochila que andaba cargando emocionalmente.
    Viajar hacia mi interior y encontrar lo que andaba buscando, a Mi, me encontré perdida sin rumbo pero me encontré, entre llantos pero me encontré.
    Así que solo puedo decir que me encontré, que estoy aquí y que decido abrir mis brazos, para seguir descubriendo me, lanzando me como una aventurera de mi día a día, exponiendo mi sentir para quien le pueda ayudar.
    Así que la conclusión es que tanto miedo a sentir fracasar que al final el fracaso me ha llevado al éxito.
    Así que me queda decir Gracias, Gracias 2018 por lo vivido y gracias 2019 por lo que ya vivo,

    • Qué precioso lo que cuentas Ana María!!!

      Eres el vivo ejemplo de que todo lo que interpretamos como fracaso tiene dentro la semilla de un gran aprendizaje que nos llevará al “éxito”.

      Me ha emocionado leerte y te doy unas gracias inmensas por haberte pasado a contárselo a las lectoras de RevolucionaT.

      Ejemplos como el tuyo son los que hacen que otras mujeres se atrevan a dar pasos que de otra manera nunca darían. Son tantos siglos en los que nos han dicho que no podemos, que al final nos lo hemos creído.

      Y de repente, sale una mujer por ahí que se ha liado la manta a la cabeza y ha hecho con su vida un camino hermoso. GRACIAS GRACIAS GRACIAS por contarlo.

      Me quedo con tu penúltima frase: “tanto miedo a sentir fracasar que al final el fracaso me ha llevado al éxito”.

      Enhorabuena por todo!!!

      Tania

  3. ¡¡Tania, qué sorpresón!!
    Encontrarme mi nombre ahí, a lo grande, entre tus menciones, dentro de este maravilloso artículo para el que me he reservado un ratito especial para leerlo en las mejores condiciones, ha sido una muy grata sorpresa y una gran alegría. Porque, yo sé que tú también lo sabes, pero, te lo digo igual: ¡¡Yo también te adoro!! 😀 <3
    Yo sé que no nos hemos encontrado por casualidad, como sucede con todas las cosas grandes e importantes de la vida… 😉

    Estoy CON-VEN-CI-DA de que te va a ir genial (mucho, muchísimo más aún), porque tanto Amor, cariño, pasión, dedicación, entrega, generosidad y honestidad no pueden sino tocar corazones, transformar vidas y aportar mucho, mucho valor, y eso, más pronto que tarde, termina por ser esencial y por llegar a donde tiene que llegar.

    El mundo es mucho más bonito porque en él hay personas como tú, que no se conforman y que luchan por cambiar las injusticias. Y yo me siento privilegiada de poder acompañarte en esa noble misión y en ese maravilloso camino de transformación consciente, tan importante y necesario.

    Estaré muy feliz de todos tus éxitos (que serán muchos, muchos más). Todos los cambios que se avecinan en tu vida van a traerte muchas cositas buenas. Espera a que más personas te descubran y verás… ¡Esto no va a haber quien lo pare! 🙂

    G-R-A-C-I-A-S, querida Tania. Por estar en mi vida, por todo lo que aportas, por lo mucho que aprendo de ti y por ser como eres. Eres una de las cosas más bonitas que me han pasado en el 2018 😉

    ¡Un abrazo inmenso! <3

    • Anaaaaa!!!

      Fíjate qué forma más sencilla tuvimos de conocernos…Yo seguía tu trabajo y sabía que vivías y trabajabas donde mi hermana, así que en una de mis visitas decidí probar suerte e intentar conocerte. A pesar de que estabas trabajando y que el ambiente no era el más propicio, te mostraste amable y cercana, y en pocos minutos me diste un montón de consejos y recomendaciones sobre el loco mundo online. Quizá ni te acuerdes…

      Después de eso, nuestros caminos se han ido uniendo cada día más y agradezco al Universo la suerte de tenerte.

      Muchas gracias por esos buenos deseos y presentimientos que tienes hacia mí y hacia mi trabajo. Las dos intuimos que 2019 va a ser un antes y un después en muchos aspectos. Lo maravilloso es poder compartirlo con personas como tú.

      Yo también pienso que con personas así, que tienen tanto amor dentro como el que tú tienes, el mundo será más cálido, más empático, más sensible y sencillo.

      GRACIAS por estar siempre ahí.

      Un abrazo enooooooooooorme. Nos vemos pronto 😉

  4. ¡¡GRACIAS a ti siempre, bonitaaaa!!!
    El 2019 va a ser el año de las mujeres. ¡¡Que se prepare el mundo, que vamos a ser imparables!! 😉

    A sembrar semillitas, a cumplir sueños y a ayudar a que otros los cumplan, de la mejor manera que sabemos… CON AMOR.

    Deseandito estoy de achucharte… 😉

    MUAK

  5. Maravilloso Tania. Me lo he leído enterito. Sin duda un año “puente” entre un estado y otro en el que seguro que estarás super cómoda. Un abrazo enorme y nunca pierdas esa preciosa sonrisa que te caracteriza. PD: como ya sabes, tu rapado cabecil me dio mucha envidia. Love u, MUAKK!

    • Hola preciosa!!!

      Gracias por comentar y por ser una de esas personas especiales que me ha traído este mundo loco del “online”.

      Eres una fuente inagotable de inspiración para mí. Y, por cierto, tu cambio de look no tiene nada que envidiarle a mi rapado 😉 La que tiene el alma limpia, como tú, siempre estará preciosa.

      Muchas gracias por compartir camino conmigo en tantos momentos.

      Un abrazo gigante y mis mejores deseos para ti en este año que acaba de empezar.

      Tania

  6. Bueno Tania, qué sorpresa.
    Siempre te recordaré en Tortox.
    Yo también soy Mari Carmen aunque no testigo de Jehová. Y recuerdo de manera entrañable la mañana que dedicamos a conocernos y saber de nuestro hacer profesional por si encajaba una colaboración mutua. Y el regalo de Manuel al día siguiente antes de volver yo a Madrid.

    • Síii!!

      Fue un encuentro bonito, sin venir a cuento…Dos energías que se atraen y se juntan, y se disfrutan.

      Gracias por ese ratito y por pasarte a comentar.

      Queda pendiente tu taller aquí en nuestra nueva Escuela 😉

      Un abrazo grande

      Tania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo primero que necesitas es recuperarte a ti misma

¿Te gustaría poder mejorar el mundo mejorando tu propia vida?

¡Sí, quiero mejorar mi mundo!