CÓMO CONSEGUIR UNA AUTOESTIMA FEMINISTA QUE NOS FAVOREZCA A TOD@S

A raíz de la reciente celebración del Día Internacional de la Mujer, me apetecía escribir sobre la autoestima feminista.

La palabra “autoestima” y la palabra “feminista”, a menudo se confunden y dan paso a luchas de poder y actitudes reprobables, que hemos reprobado en los otros anteriormente.

El cambio favorable no está solo en el cambio que tienen que hacer los hombres, el cambio va en otras direcciones y es mucho más global.

 

 

 

Por qué la autoestima feminista afecta a todas las personas

 

Formas parte de una sociedad, de una familia, de un grupo de pertenencia.

Está claro que tu actitud y tu vida sobre todo te afecta a ti pero, de rebote, al resto de las personas con las que compartes tu lugar en el mundo.

El cambio en una persona repercute en todo su entorno y, si me apuras, en toda la humanidad.

Por eso, la lucha por la autoestima feminista no es una lucha que solo afecte a las mujeres y que tenga como objetivo la lucha contra los privilegios de los hombres.

Sería genial que pudiésemos ir un poquito más allá.

 

 

Mujeres y hombres con baja autoestima

 

Tú no eres la única persona sobre la faz de la Tierra que tiene problemas, baja autoestima e infinidad de miedos.

Tú, como cualquier otra persona, fundamentas tu personalidad en función de tu genética, tu aprendizaje y tus pensamientos.

Es cierto que las mujeres, por el papel que han jugado en la sociedad, quizá puedan sentirse menos válidas. Está perfectamente explicado en este artículo. 

Pero los hombres, del mismo modo, también han tenido que jugar su papel y quizá tapar su falta de autoestima mediante otras actitudes.

Desde mi punto de vista, el motivo de tanto conflicto y tantas luchas de género significa que ambos “bandos” están llenos de personas con baja autoestima.

Eso sí, cada cual la manifiesta de una manera diferente.

Es por todo esto, por lo que no puedes pensar que trabajar tu autoestima puede ser un acto egoísta para engrandecer tu ego y dejar de preocuparte por los demás, porque es todo lo contrario.

Es por esto, que las mujeres nos tenemos que hacer conscientes de que aunque tengamos la autoestima baja gracias a siglos de sometimiento en sociedades patriarcales que nos anulaban, ahora es el momento de sanar.

Y para ello, de nada sirve luchar contra el hombre en un intento de hacernos con el poder.

De lo que se trata es de que aprendamos, tod@s, que junt@s somos más fuertes y nos necesitamos para salir adelante.

 

 

Para cambiar la realidad primero hay que aceptarla

 

Tienes que aceptar que tu baja autoestima feminista se debe:

  • A las desigualdades que arrastramos las mujeres históricamente
  • A la discriminación que sufrimos desde que nacemos
  • A las creencias que adoptamos como ciertas en función de nuestras vivencias

Es por ello que nos sentimos:

  • Heridas
  • Frágiles
  • Poco valoradas
  • Enfadadas
  • Dominadas

Es así y hay que aceptarlo.

Pero una vez que aceptas lo que eres y lo que sientes, te haces consciente de la gran capacidad que tienes para cambiarlo.

Y aquí empieza a sanar tu autoestima feminista.

Pero esta realidad a la que nos hemos visto sometidas las mujeres, no solo tenemos que aceptarla nosotras.

Los hombres juegan un papel fundamental en todo esto. El 50% de la responsabilidad de lo que pasa en el mundo es suya.

Sin embargo, esto no significa que sean culpables y que tengamos que luchar contra ellos.

Significa que ambas partes, que somo un todo, tenemos que hacernos conscientes de que para que el mundo sea un lugar mejor hay que tener en consideración a todos los seres por igual.

Para poder vivir felices, necesitamos las unas de los otros, y viceversa.

La sanación de la autoestima feminista es un bálsamo para el mundo porque el día que las mujeres ocupemos nuestro verdadero lugar, el hombre también tendrá más armonía en su vida.

Por lo tanto, ¡tod@s estamos junt@s en esto!

 

 

Cómo puedes conseguir esa autoestima feminista que cambie el mundo

 

Ya tienes miles de ejemplos de millones de mujeres que han hecho lo que han querido con sus vidas, a pesar de los obstáculos.

También tendrás ejemplos de mujeres de tu entorno que siguen culpando al resto de sus supuestas desgracias y limitaciones.

Se trata únicamente de que reconozcas tu validez como mujer y como persona, independientemente de lo que te hayan dicho que eres.

  • Sin rencor
  • Sin miedo
  • Sin frustración
  • Con aceptación
  • Con amor
  • Y con el pleno convencimiento de que eres la única dueña de tu vida y de tus pensamientos

De esta manera, reconociendo tu total validez en cualquier ámbito de la vida, no necesitarás que nadie te reconozca tales actitudes.

No necesitarás quitarle el poder a nadie para aumentar el tuyo.

No te sentirás reprimida, infravalorada, ciudadana de segunda.

Si tú crees que vales, ¡vales!

Si tú crees que vales, ¡vales! Clic para tuitear

Para que el mundo sea mejor, las mujeres tenemos que reconocer nuestra validez sin necesidad de pisotear a nadie para ello.

 

 

Lo que no sirve para nada

 

Al fin y al cabo, intentar sanar la autoestima es una lucha interna donde solo estás tú contigo misma.

Lo que no sirve para nada es hacerte todas las manifestaciones del mundo mundial, hacer huelga de cuidados para que el 8 de marzo sea un día especial y nadie te moleste, si el resto del tiempo sigues igual.

Libérate de las cargas que no te corresponden, aún sabiendo que tendrás que lidiar con la culpa.

Pero sólo tú puedes decidir con qué quieres cargar en tu vida, cómo quieres ser y cómo quieres vivir.

Y el día que tú estés totalmente a gusto contigo misma, el mundo se convierte automáticamente en un lugar hermoso lo mires por donde lo mires.

Cuando tú estás a gusto contigo misma, no sientes la necesidad de culpar a nadie de tus desdichas.

 

 

Conclusiones

 

Si quieres vivir en un mundo más igualitario, que te respete como mujer y que acepte todo lo que eres capaz de ser y de hacer, primero tienes que aceptarlo tú.

Tienes que saber que el hombre pudo someterte hace cientos de años, pero que ahora tienes mucho más poder del que imaginas para liderar tu propia vida.

También tenemos que entender que mientras sigamos dividiendo el mundo en víctimas y culpables, no vamos a poder entendernos.

Dividir el mundo en víctimas y culpables nos aleja a las unas de los otros, y viceversa Clic para tuitear
  • La mujer tiene que trabajar por valorarse sin necesidad de buscar esa valoración fuera
  • Y el hombre tiene que trabajar por entender que él también tiene responsabilidad en todo esto pero que no es culpable y no tiene que imponerse para hacerse valer

Mujeres y hombres ¡ya valemos lo suficiente sin tener que demostrar nada a nadie!

Cojámonos de las manos y caminemos juntos por esa igualdad que cambiará el mundo.

La autoestima feminista favorece a todas las personas.

Si la mujer confía más en sí misma, no cargará tanto peso en el hombre.

Si el hombre confía más en sí mismo, valorará más a la mujer.

Cuando nos echamos la mierda un@s a otr@s lo que estamos poniendo de manifiesto es el miedo que sentimos.

Sin miedo no hay ataque, ni huida. Sin miedo podremos vivir en paz y apoyarnos sin excusas.

Pero si la mujer siente miedo del hombre que no la valora, y el hombre siente miedo de que la mujer le quiera quitar privilegios, las luchas no acaban nunca.

  • Mujer, nadie te tiene que valorar nada más que tú
  • Hombre, nadie te quiere quitar privilegios, solo queremos compartirlos porque son de tod@s

Apoyémonos y recordemos siempre que estamos en el mismo barco.

 

¿Te ha gustado el artículo?

¿Crees que si la mujer se valorase más tendríamos menos luchas de género?

¿Crees que si los hombres se implicasen en esto también saldrían beneficiados?

¡Te espero en los comentarios!

 

Un fuerte abrazo

Tu ayuda es fundamental para mí. Si te ha gustado PUEDES COMPARTIRLO EN TUS REDES SOCIALES. Muchísimas gracias🤗 Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
The following two tabs change content below.
Ayudo a las mujeres a superar sus complejos, a quererse como son y a mejorar la autoestima porque para mí es la base de la verdadera felicidad. Si necesitas adornarte para sentirte segura es que algo no marcha bien. Es el momento de empezar a amarte y construir la vida de tus sueños.

11 comentarios en “CÓMO CONSEGUIR UNA AUTOESTIMA FEMINISTA QUE NOS FAVOREZCA A TOD@S

  1. Hola Tania,

    Felicidades por tu artículo

    Me ha gustado eso que señalas de que aceptando y entendiendo de donde viene nuestra falta de autoestima feminista, tendremos el poder de cambiarlo. Las quejas sin acción o la acción sin dirección no van a tener el efecto que deseamos. Tenemos el poder y el deber de cambiarlo, pero lo tenemos el 100% de la población, no solo el 50. Quizá nosotras debamos siempre ser las que comienzan las reivindicaciones pero la reacción tiene que ser de todos.

    Es triste desde luego, identificar el feminismo con el odio hacia el hombre en general; eso al fin y al cabo radicaliza y se aleja de reivindicar la igualdad de derechos y el respeto por encima de todo.
    “Sin miedo no hay ataque”. Ole!

    Un gran abrazo,
    me quedo pensando en todo lo que dices.
    Elena

    • Hola Elena!!

      Curiosamente, y eso también me ha hecho reflexionar, a raíz de este artículo he recibido varios emails dándome las gracias en la misma línea que escribes tú.

      ¿Por qué no han dado su opinión en el blog estas personas?

      ¿Quizá tenemos miedo a manifestar que no estamos de acuerdo con determinadas actitudes?

      De todos modos, no quiero que usemos la radicalización como excusa para no participar en este tipo de eventos. Al final, las radicales son 4 y no representan el feminismo en general.

      El feminismo es una ideología preciosa que ha conseguido grandes logros a lo largo de la Historia y siempre de forma pacífica. Nos queda mucho camino, es indiscutible y quien diga lo contrario no sabe de qué está hablando.

      Pero o nos responsabilizamos todas las personas o esto no tiene solución.

      Otro abrazo muy grande para ti!!!

      • ¡Hola!

        Pues es verdad que muy a menudo nos cuesta, al menos a mí, exponerme a dar mi opinión. Pero bueno, supongo que la gracia de todo esto está en el respeto y en que cada uno tenemos nuestros argumentos. Y creo que cuanto más lo hablemos y hagamos un debate generalizado más acabará calando en todos y las cosas cambiarán.

        Esperemos que pronto…

        Abrazo!

        • Hola de nuevo Elena!

          Fíjate, a mí no es que me cueste dar mi opinión, sino que depende de el momento y la persona, la doy o no. Si creo que la persona tiene ideas muy cerradas y que en lugar de argumentar podemos llegar a discutir, paso de hablar.

          Si, aunque la persona tenga diferente opinión, es una persona con quien se puede hablar, no tengo problema en decir lo que sea. Como tú dices, siempre desde el respeto por supuesto.

          Pero hay momentos y personas con quien ni siquiera merece la pena decir una palabra. Aunque cada cual tiene su camino y su forma de ver las cosas, estoy totalmente de acuerdo contigo en que si fuésemos capaces de sentarnos a hablar de todo desde el amor, la situación mejoraría mucho más rápido.

          Un abrazo y de nuevo gracias por tu comentario!!! 🙂

  2. enas Tania, recién logré abrir mi correo, porque no sé que había pasado, en fín…Soy de las que apoya la lucha, la realidad es que no ando peleando con todos los hombres, a menos que justo se haga algún comentario fuera de lugar y por ahí mi opinión lleve a algo no bien repondido, depende de la situación, en general leo taaaantas burradas y palabras dolorosas en varios lugares, que ni ganas de opinar. SIMPLEMENTE CONSIDERO QUE EL PATRIARCADO, ES UNA DE TANTAS LUCHAS POR CONQUISTAR y no estoy hablando de estar sobre ellos, también me refiero a la igualdad, porque si remontamos a la história en los tiempos matriarcales, la cosa era más amena, más amorosa, y el feminismo habla de equidad, no de muerte, violencia o violación. Bueno, esa pancarta de hombre muerto nosé qué, quien sabe que sentido simbólico ponele habrá querido expresar. Aquí por ejemplo se ha visto “machete al machote” o “muerte al macho” que en realidad es simbólico, se refiere al entramado machista que se debe desarraigar desde la crianza para no criar machos, sino hombres, ni princesas indefensas, sino mujeres, en fín, éste tema es super largo, y ahora no tengo demasiado tiempo, he andado con problemas laborales feos, buscando trabajo y ahora queriendo recomenzar a estudiar y hacer algun tallercito de cerámica. Bueno, te dejo un abrazo sororo! Atte; Victoria.

    • Hola Victoria!

      Agradezco muchísimo tu comentario.

      Tienes razón, este tema de para mucho, es imposible abarcarlo solo con un post y un par de comentarios. Vamos poniendo nuestro granito de arena en esto de la equidad y la responsabilidad personal, aunque en muchas ocasiones la discriminación que nos golpea no sea cosa nuestra.

      Podemos utilizar el trocito de responsabilidad que tenemos, y darnos tanto valor que no dejemos que nadie nos haga daño.

      Por otro lado, el tema de las metáforas para determinadas qué cosas creo que puede herir sensibilidades, en lugar de concienciar de nada. No creo que esa sea la manera de concienciar pero claro, esta es solo mi opinión.

      Está claro que el patriarcado acabará cayendo por su propio peso, pero espero que lo haga sin víctimas ni culpables, solo por el simple hecho de que ya no nos sirve. La sociedad es otra, ha cambiado, hemos cambiado aunque aún nos quede mucho, pero hay que predicar con el ejemplo para que lo de alrededor también cambie.

      Muchas gracias por compartir tu opinión.

      Me ha encantado lo del abrazo “sororo” así que UN ABRAZO SORORO TAMBIÉN PARA TI 😉

  3. Hola!! Me ha gustado mucho la relación entre la autoestima y el feminismo, ya que es algo esencial que debería hacer reflexionarnos a todos.
    Me gustaría comentar mi opinión relativa al tema del feminismo sobre la importancia de defender el mensaje original que sostiene. Como comentas, la lucha en busca de la igualdad solo puede llevarse a cabo si todos nos unimos, sin ir en contra del otro ni adoptar posturas radicalistas que “manchen” el mensaje genuino de igualdad de géneros.

    Si se lleva a cabo una postura radical feminista, yendo en contra del otro sexo, lo único que se consigue es más desigualdad e ir en contra de lo que plantea el propio feminismo, que es el aceptar que todos somos dignos y con valor, con nuestras diferencias biológicas. Además, con este tipo de posturas, se consigue que se respete menos ese significado, y es algo que nos ayuda muy poco en una época donde el feminismo es un tema muy a la orden del día y hay que aprovecharlo para hacer una sana reivindicación y cambiar poco a poco la sociedad para que sea más y más igualitaria.

    El punto que sostienes de la importancia de la autoestima aquí, me parece muy acertada ya que si uno se valora, no necesita sobresalir para sentirse digno, y esto se aplica totalmente aquí para ambos géneros.

    • PD: Muchas gracias por el contenido tan interesante de tu blog!! Es muy inspirador y transmite muy buena vibra al igual que tú. Un abrazo!!

    • Hola Blanca!

      Suscribo todo lo que dices.

      No se puede pedir igualdad rechazando a nadie o culpabilizando a todo el sexo masculino.

      Es cierto que cuando una mujer es violada, maltratada y asesinada, siempre es por un hombre, pero la sociedad está llena de micromachismos de los que todas las personas formamos parte sin darnos cuenta y que también tienen mucho que ver con el resultado final de los acontecimientos.

      Con ello no quiero que la mujer se sienta culpable, ni muchísimo menos, de no darse cuenta a veces de que ella también perpetúa este sistema patriarcal en el que vivimos. Pero sí que tenemos que responsabilizarnos todas de la parte que nos toca e intentar hacer lo posible por ser un ejemplo dentro de nuestra pequeña parcelita.

      También es cierto que cómo le dices que acepte su responsabilidad a esas mujeres que sufren tanto por estas cosas…se me hace hasta injusto…Pero como creo que el odio, el rencor y la culpa no llevan a ningún sitio bueno, no puedo hacer otra cosa que afirmar lo que pienso.

      La autoestima es fundamental…Si las mujeres nos amamos por encima de todas la cosas es mucho más difícil doblegarnos y someternos. Pero claro, nadie nos ha enseñado…

      Por eso debemos unirnos para apoyarnos mucho unas a otras, para amarnos entre todas por todas las veces que los demás no nos aman, para decirnos “eres perfecta así tal cual eres” y mirar hacia otro lado cuando la sociedad nos dice que somos defectuosas todo el tiempo.

      Con la autoestima sana y unidas, este cuento sería de otra manera.

      Muchísimas gracias por comentar y un fuerte abrazo

  4. Tania me encanta encontrarme con nuevos blogs, y el tuyo ha sido un hallazgo grandioso. Yo soy una apasionada de estos temas feministas, así que decidí quedarme en este post un rato, y ha valido realmente la pena. Y es que no podría estar más de acuerdo contigo sobre lo importante que es la autoestima femenina para girarle de una vez por todas el timón a la historia y terminar de empoderarnos sin dejarle la culpa a nadie. Es cierto que arrastramos siglos y siglos de sometimiento patriarcal, pero eso ya está terminando, y es nuestra autoestima la que definitivamente va abolir esos pensamientos arcaicos y retrógrados sobre lo que muchos hombres decidieron por nosotras durante tanto tiempo, porque aunque muchas personas aun no lo crean, nuestra voz ya se está escuchando y está llegando a muchos rincones, y ya son muchos los hombres que reconocen su lado femenino y están también reconociendo lo importante que es nuestro papel en esta nueva historia más consciente y más presente. Y claro que la autoestima femenina beneficia al mundo entero, porque no hay mejor forma de limpiar al mundo que cuando limpiamos nuestra casa interna, comenzando por sanar nuestro linaje materno, y haciendo de esta historia una historia distinta. Un gran saludo.

    • Eliana, y a mí me encanta encontrarme con mujeres como tú, que tiene muy claro que tienen el poder suficiente para cambiar la vida a su manera.

      Claro que hay hombres que ya están dándose cuenta de que lo que reclamamos es también un beneficio para ellos pero, desde mi punto de vista, tendrían que ser muchos más.

      Como digo en el artículo, esto no es cosa de mujeres, esto es cosa de toda la Humanidad. Si el 50% de la humanidad está más a gusto con su vida, imagínate el cambio que podría haber en el mundo!!! Es que me parece grandioso solo de pensarlo!

      Sigamos intentando construirlo juntas Elinana.

      Un abrazo fuerte y muchísimas gracias por tu comentario

Deja un comentario