Todo el mundo te dice que eres fuerte y tienes las cosas muy claras pero lo que ocurre es que tu miedo a que se vean tus debilidades te impide mostrarte como eres, y ya no puedes más.

Soy Tania Carrasco

A través de mi propia manera de ver el coaching y el minimalismo, te ayudo a soltar los lastres que hacen que tengas una vida estresante y complicada, para que consigas tus objetivos personales y profesionales sin dramas.

Las personas como tú...

aparentemente seguras y extrovertidas, también tiene miedos y traumas. La diferencia es que tú has aprendido a disimular muy bien. Pero tanto tapar se ha convertido en una carga muy pesada que ya no puedes soportar y que está afectando a toda tu vida:

A tus relaciones: si no te muestras como eres no puedes tener relaciones sanas y reales.

A tu salud: el estrés y la ansiedad te están pasando factura

A tu economía: gastas el dinero en tapar vacíos que nunca se llenan.

A tu trabajo: has perdido la ilusión y la motivación y ya no sabes para dónde tirar.

El caso es que no eres muy buena pidiendo ayuda, eres más bien la que está ahí siempre para ayudar al resto.

Y eso desgasta tanto que ahora la que necesita ayuda eres tú, pero no sabes por dónde empezar ni a quién acudir.

Seguro que te gustaría poder tomar tus propias decisiones sin sentir que estás decepcionando a los demás.

Salirte del camino, dejar de buscar la perfección, dejando de ser tan dura contigo misma, y vivir en paz y armonía con todo lo que te rodea. Consiguiendo al mismo tiempo que todo tu potencial salga a la luz para tener esa vida con la que siempre has soñado.  

Te gustaría que te mimasen, que alguien se diese cuenta de que necesitas apoyo y sostén, que tú también necesitas que te den palmaditas en la espalda de vez en cuando.

¡Que no puedes con todo!

Te cuesta entender por qué a todo el mundo le pareces una super woman cuando tú, en realidad, dudas bastante de tus capacidades.

“Pero que nadie se dé cuenta por favor” 😉

Y es normal que no quieras que nadie se dé cuenta. Has sufrido mucho y no quieres que te vuelvan a hacer más daño.

Lo que quieres ahora es:

Valentía y confianza para mostrarte como eres y dejar de pensar en lo que otras personas van a pensar de ti.

Libertad y claridad mental para decidir lo que es mejor para ti.

Salud y energía para hacer cambios

Dinero para invertir en tu bienestar

Sentirte realizada personal y profesionalmente.

El minimalismo existencial para la autoestima, te permitirá soltar todo lo que te pesa y te impide crecer para que tu vida respire y haya espacio para lo nuevo, lo sano, lo que tú quieres realmente.

El 99% de las mujeres, e igual me he quedado corta, padecen de baja autoestima aunque la manifiestan de diferentes maneras.

Unas se hunden en la miseria y otras, como nos pasa a ti y a mí, se ponen el mundo por montera y se colocan una coraza tan grande que son incapaces de conectar con sus propias necesidades.

Pero las corazas son muy pesadas y llega un momento en que se hacen insoportables. Y ya nos sabes ni quién eres ni lo que quieres. Tu vida se vuelve complicada, la ansiedad empieza a pasar factura y darías lo que fuera por mandar las obligaciones a hacer puñetas y empezar a vivir tu vida de otra manera.

Las personas que ya han trabajado conmigo dicen que hago fácil lo que parece difícil, que les devuelvo la ilusión, que les ayudo a encontrar el camino y la paz interior.

Que después de haber trabajado conmigo se sienten más libres, más reales, capaces de comerse el mundo sin traicionarse a sí mismas.

Así que te propongo lo siguiente:

Si ya tienes claro que tú también necesitas apoyo y quieres hacer el camino más sencillo, pásate por mi curso online de Autoestima

Si aún necesitas unos días para ti y poder aclarar ideas, pásate por mi página de retiros.

Pero si lo que más te preocupa es el tema profesional, entra aquí y cuéntame lo que ocurre porque estoy preparando una solución muy potente

Ha llegado el momento de presentarme:

perfil-tania

Soy Tania Carrasco, hiper optimista, muy idealista para ciertos temas y muy pragmática para otros. Soy una mujer de acción que ha tenido que aprender a frenar.

Mis traumas infantiles me hicieron creer que tenía que mostrar fortaleza y seguridad porque si era frágil sufriría más. Así que como quería ser una niña buena, eso hice.

De este modo, me desconecté de mis necesidades, incapaz de reconocer mi vulnerabilidad. Cuando había un problema, primero luchaba contra él con todas mis armas, buscando culpables. Después ponía mi mejor sonrisa y aquí no ha pasado nada. Tenía que ser una mujer fuerte, los demás me necesitaban para sobrevivir.

Mi perfeccionismo, mi auto exigencia y mi orgullo, me llevaron a varios fracasos sentimentales importantes, a una bulimia que casi me destroza, a un embarazo ectópico que desestabilizó mi alma, a un divorcio que me marcó y a multitud de conflictos internos a los que no era capaz de ponerle nombre.

Ya no pude aguantar el peso de mi coraza y empecé a soltarla.

Primero con la intención de seguir buscando la perfección dentro de mí, puesto que fuera no la encontraba. Después me dí cuenta que no se trataba de buscar perfección sino de obsequiarme a mí misma con ese amor que no había sentido nunca y que estaba buscando fuera.

Después de pasar por multitud de terapias, formaciones, cursos, Universidad, más cursos, y un gran viaje que me enseñó a soltar lo que aún sobraba, encontré en el coaching y el minimalismo existencial, la mejor manera de sacar a la luz el amor propio que me ha permitido conseguir mis objetivos vitales.

¡Ahora sí!

Soy fuerte desde el amor por mí misma.

Soy sencilla, desde el respeto por mis necesidades.

Soy libre desde el deseo de aportar mi ejemplo a otras mujeres para que nos liberemos todas.

El mundo no necesita super womans, necesita mujeres libres y reales.

Entre otros, he colaborado con:

colaboladores

RevolucionaT

Nace para dar espacio a esas mujeres que por mostrar fortaleza no encuentran quien las sostenga.

Y en sus escasos 2 años, este proyecto ya ha conseguido una comunidad sólida que lo ha llevado a convertirse en Blog Revelación 2018.

Hace casi 3 años, con un negocio consolidado donde ganaba más de 5.000 euros mensuales, lo dejé todo para encontrar una mejor forma de contribuir al mundo.

Desde entonces, he trabajado con más de 60 mujeres en mis diferentes servicios y he sido invitada a multitud de congresos, conferencias y talleres.

Mis artículos se han publicado en diferentes proyectos online y revistas digitales de renombre, y el proyecto sigue creciendo sin parar gracias a mujeres como tú.