libélula- señales de la vida

SEGUIR LAS SEÑALES DE LA VIDA, PARTE 1: LAS LIBÉLULAS JUGANDO CON MI INQUIETO CORAZÓN

INTRODUCCIÓN

 

No bromeo cuando hablo de las señales de la vida que me han guiado en el camino. Estoy convencida de que existen y de que me ayudan a elegir lo que es mejor para mi.

No creo en las casualidades, soy más de la ley de causa y efecto o de lo que se llama sincronicidad.

Todo pasa por algo y todo lo que pasa lleva implícita una lección que necesitabas aprender. Es por eso por lo que siempre digo que todo cambio es para mejor.

Sé que a ti aún te cuesta creer en esto, pero hoy te voy a demostrar que estoy en lo cierto.

El universo te manda señales para ayudarte a tomar tus decisiones. Tu corazón te dice a gritos cuál es el camino que tienes que escoger para poder evolucionar.

La intuición, por su lado, te da pistas para que actúes rápidamente, sin darle demasiadas vueltas a las cosas, siempre a tu favor.

Seguir las señales de la vida es la brújula que te llevará donde necesitas estar. 

seguir las señales de la vida

 

LA INTUICIÓN

Aunque siempre he creído que mi intuición estaba a medio hacer, he tenido la “suerte” (para quien crea en ella) de hacerle mucho caso a mi corazón.

Es posible que ambas cosas sean lo mismo, de hecho, “intuición” y “corazonada” son sinónimos, aunque para mí tienen matices.

Escuchar a tu corazón puede ser un proceso lento, de atención plena y un gran ejercicio de autoconocimiento. La intuición es algo rápido que te da respuestas inmediatas.

Por establecer otra diferencia, para mi las corazonadas pueden fallar, pero saber lo que dice tu corazón y hacerle caso, te dirige al éxito de cabeza. 

Sean lo mismo o no, tanto si sigues tu intuición como si te paras a escuchar a tu corazón, estás condenada a aprender algo. 

Seguir las señales de la vida no es más que hacer aquello para lo que hemos venido al mundo.

El sexto sentido, la intuición, escuchar al corazón, todas estas expresiones que suenan muy etéreas y que es complicado explicar científicamente, son las que han guiado mi vida.

Y, créeme, estoy segura de que la han guiado muy bien.

Pero a pesar de que puedan parecer cosas poco racionales, estudios como este ya nos dan explicaciones científicas para este tipo de fenómenos.

 

EL CHILLÓN DE MI CORAZÓN

Seguro que te ha pasado alguna vez, algo dentro de ti te chilla tan fuerte que hasta te asustas.

El corazón, tu alma, tu interior, te dice muchas cosas a cerca del camino que tienes que seguir. Además, te pone delante las señales que confirman eso que tu corazón cree que tienes que hacer.

El universo conspira a tu favor, quiere que seas feliz.

Algo así me pasó hace unos años. Las señales de la vida me marcaron un camino muy concreto que me ha permitido conocerme mejor y vivir intensamente.

Por aquel entonces, vivía en Boadilla del Monte (Madrid), tenía un trabajo estupendo que me daba un buen sueldo y por fin había conseguido irme a vivir sola.

Mi círculo social era bastante grande y estaba muy a gusto con mi vida.

Sólo había una cosa que fallaba, y mucho: todas las relaciones amorosas que empezaba fracasaban enseguida y me dejaban heridas que tardarían en cicatrizar.

Llevaba tiempo con ganas de formarme como profe de Yoga y empecé una formación esperando encontrar luz, más que por enriquecer mi currículo. Sería allí donde conocería al hombre que me cambiaría los esquemas.

Me tocó tan fuerte que puso mi mundo patas arriba y consiguió que lo dejase todo para irme a vivir con él a otra ciudad.

No recuerdo si llegaron señales en ese momento, porque realmente no las necesitaba. Mi corazón me empujaba a tomar esa gran decisión que cambiaría el resto de mi vida. 

Enamorada hasta las trancas de una persona muy diferente a mi, dejo piso, trabajo, círculo social y todo lo que tenía en mi vida en ese momento, para cambiar de ciudad, quedarme en el paro (yo que no había estado nunca sin trabajar) y empezar una nueva vida junto a alguien que prácticamente acababa de conocer.

 

APOSTANDO MUY FUERTE

Yo era una persona de blancos y negros, de todos o nadas, de arriba o abajo. Ahora sé que eso no es sano y que los grises son muy necesarios, pero en ese momento aposté todo lo que tenía al mismo caballo.

Este cambio de vida iba precedido de un compromiso de matrimonio. 3 meses llevábamos juntos y ya habíamos decidido poner toda la carne en el asador.

amor- seguir las señales de la vida

Sí, una auténtica locura.

Aunque a mucha gente le pareció una locura total, otra mucha gente entendía que yo ya estaba loca de antes y que era una salida de tono más.

Pero no, esta salida de tono me iba a traer los mayores aprendizajes de toda mi vida.

 

HACERSE A LOS CAMBIOS

Me considero una persona que se adapta bien a los cambios, a pesar de que me cuesta muchísimo desligarme de mi pasado.

Es una contradicción pero es así: me acostumbro enseguida a nuevas rutinas pero sin dejar de pensar en las cosas buenas que he dejado atrás, con mucha nostalgia. El apego me traía de cabeza.

Mi nueva vida empezaba marcada por la situación de desempleo a la que estaba tan poco acostumbrada.

Obsesionada por encontrar trabajo, no entendía cómo con mi CV no me llamaban de ningún sitio. Aquí tienes una señal: no me llamaban de ningún lado porque ese no era el camino. 

Mientras repartía currículos a diestro y siniestro y esperaba que los astros se alineasen a mi favor, me surgió la oportunidad de montar un negocio propio. 

Mis experiencias como empleada eran muy buenas, siempre tuve buenos jefes y buenos sueldos. Sin embargo, tener un negocio propio venía estando en mi cabeza desde hacía tiempo.

Cuando es tu camino la vida te lo pone todo muy fácil, y la oportunidad que se me estaba presentando no parecía que implicase demasiadas dificultades.

Aún así, no me quedaba del todo claro…

 

LA LIBÉLULA QUE VINO A IMPULSARME

Durante el proceso en que decidíamos, como futuro matrimonio, si invertíamos o no en ese negocio, nos marchamos el fin de semana a visitar a un amigo muy especial.

Estábamos paseando por el campo cuando una libélula empezó a revolotear a mi alrededor.

Este amigo, que es una persona muy espiritual, me insinúa que la libélula ha venido a decirme algo y me ofrece un libro donde leer su simbología.

En ese momento el mensaje no me dice mucho, pero de camino a casa, otra libélula vuelva a aparecer en la carretera, justo delante del coche. Con los días, me olvidé de las libélulas y continué intentando decidir si abría o no ese negocio.

Finalmente, decidimos aprovechar la oportunidad que se nos había presentado y abrirlo.

Uno de los primeros días en los que me acerco a arreglar el local que habíamos alquilado, otra libélula me sorprende en la puerta.

¡Joder con las casualidades, ¿no?!

Quizá esto no te parece demasiado relevante, a pesar de que no es normal que una libélula revolotee delante de un coche que va por una autovía. Por no mencionar que esos animales suelen estar en terrenos húmedos y estamos hablando del verano en Linares (Jaén).

Pero aquí no queda la cosa…

 

CUANDO LAS SEÑALES DE LA VIDA NO TE DEJAN ELECCIÓN

Nos costó bastante decidir el nombre que le íbamos a poner al negocio. “Círculo Mágico” fue la decisión final para mi primer Centro de Pilates, Yoga y Danza Moderna.

Obsesionada con encontrar un logotipo que expresase todo lo que yo quería trasmitir, encargué el diseño a un amigo sin darle ninguna instrucción. Lo único que sabía era el nombre y de qué iba el negocio, nada más.

Cuando me mandó el logotipo pocos días después, no me lo podía creer.

Puede que esos bichejos formando un círculo perfecto no fuesen libélulas, pero se le parecían mucho. 

libélulas como señales de la vida

Volver a leer la simbología de la libélula me dio todas las respuestas: era un momento de cambio que me traería grandes aprendizajes, prosperidad y buena suerte.

Ahí acabé de comprender que ese era mi camino y que se abría una gran etapa de mi vida.

 

Para saber lo que vendría después, tendrás que esperar un poco 😉

Sólo te diré que los aprendizajes hay que saber verlos y que no todas las señales te hacen recorrer caminos de luz. A veces hay que acabar en la oscuridad para aprender lecciones que no sería posible aprender de otra manera. 

 

Me encantaría saber si reconoces alguna de estas señales de la vida, en tu propia vida.

¿Has tenido experiencias de este tipo?

Tú eres otra señal de la vida para mi. Estamos donde tenemos que estar para aprender.

TE ABRAZO Y ¡TE ESPERO EN LOS COMENTARIOS!

 

 

 

Tu ayuda es fundamental para mí. Si te ha gustado PUEDES COMPARTIRLO EN TUS REDES SOCIALES. Muchísimas gracias🤗 Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Ayudo a las mujeres a superar sus complejos, a quererse como son y a mejorar la autoestima porque para mí es la base de la verdadera felicidad. Si necesitas adornarte para sentirte segura es que algo no marcha bien. Es el momento de empezar a amarte y construir la vida de tus sueños.

12 comentarios en “SEGUIR LAS SEÑALES DE LA VIDA, PARTE 1: LAS LIBÉLULAS JUGANDO CON MI INQUIETO CORAZÓN

  1. A veces si creo en las señales porque hay cosas que rondan por tu cabeza y no le das importancia hasta que aparecen delante de tus narices.
    Lo de que vaya acompañado de algún animalito o insecto no lo tengo muy claro.
    Con las personas, en la mayoría de las ocasiones, me gusta observar y conocer un poco antes de adelantarme a tener un juicio u opinión acerca de si me interesa o no. Aunque eso ya sabes que va impreso en mi carácter hermético. Pero en otras ocasiones la intuición hace presencia y no necesitas muchas señales. Solo una frase:”Chicas, este es mi último mes de clase” sirvió para darme cuenta de que no quiero perder todo lo bueno que me das.

    • Ohhhhhhh mi niña! Sólo te doy lo que tengo! Fue un momento muy duro…lo recuerdo como si hiciese muchísimo tiempo, pero tu expresión se me quedó marcada en el alma. Has visto que no era un adiós, que las amistades de verdad y la gente que te quiere no se marcha nunca. Soy tu libélula 😉

  2. Desde hace ya un tiempo, creo en las señales, creo que como tu dices están ahí. A veces nincluso te lo crees, pero son tan evidentes que piensas que eso ocurre por algo. Aunque conozcon como sigue la historia, me encanta leerte. Un besazo muy fuerte y gracias por tanto que me diste y sigues dando.

    • Me has emocionado Rosa! Las señales llevan contigo por lo menos el mismo tiempo que hace que te conozco. Van apareciendo y a veces esperan a que estemos preparadas para tomar la decisión de seguirlas. Cuánto me alegro, después de todo lo que hemos vivido juntas, que hayas decidido coger el camino de luz en el que te encuentras. Sabes que te doy un riñón si es necesario, jeje. UN ABRAZO GIGANTE

  3. Hola cariño. Después de un tiempo desconectada me ha encantado esta primera parte de tu historia y sus señales. Por mi parte creo que vivo tan rápido que no percibo mis señales, ya me gustaría verlas y cambiar algunas cosas. Un abrazo muy fuerte y sigo contigo.

  4. Hola Tania. Buen artículo has escrito sobre las señales de la vida aplicadas a tu vida!!! Me ha encantado!!!. Lo comparto en face porque cuando lo vi no pude terminarlo de leer. Ahora lo he leído detenidamente y puedo decirte la razón q tienes en todo lo q dices en tu post.
    A mi correo no me llegan tus post, sólo en facebook. Un beso guapa y q sigas disfrutando de la vida q a través de seguir tus señales, te has labrado. Besitos

    • Gracias M. Carmen! Por leerlo, por compartirlo y por comentarlo. Es muy importante para un blog que se den estas tres cosas, las 3 si es posible, jejej. Te voy a contestar por email privado a lo que me dices de mis correos. Pero lo repito aquí por si le pasa a alguien más: los correos a las personas que están suscritas, llegan siempre. Me lo han comentado muchas veces, hemos hecho la prueba, y han acabado apareciendo por carpetas extrañas…Pero si el sistema a mi me indica que están llegando, se supone casi con total seguridad que están llegando bien. Si a alguien le da por buscarlos, tened en cuenta que os llegan los lunes por la mañana. Las publicaciones del viaje suelen ser los jueves pero no envío correos, sólo lo publico en facebook. Si buscáis por las carpetas, encontráis mis correos del blog y comprobáis que llegan, sólo marcándolo como correo deseado no deberían volver a pederse. Pero para más seguridad, incluid la dirección desde la que os llegan a vuestra lista de contactos.
      UN ABRAZO MARI CARMEN!

  5. Hola Tania.
    Yo también creo en las señales que nos da la vida,y esas mismas señales me ha llevado hasta aquí y escribirte esto.
    Esta misma tarde estado mirando un negocio que visto que anunciaban su transpaso.
    Había quedado con la persona que lo transpasa y en cuanto entrado en el local me ha llamado poderosamente la atención algo que había dentro a pesar de que el local estaba cerrado,era una bibelula que estaba continuamente revoloteando a nuestro alrededor,en cuanto he llegado a casa me he puesto a buscar su significado por internet , porque sé que las libélulas traen señales,la búsqueda por Internet me ha llevado hasta ti artículo…Tania tu crees que la libélula me quería decir que me iría bien en ese negocio?..me puedes ayudar por favor
    Gracias de antemano

    • Hola Mari!

      Un gusto tenerte por aquí…

      Yo desde luego, por mi experiencia con el bichejo, lo interpretaría como una señal positiva desde luego. Momento de cambio, de prosperidad, de evolución. Sin embargo, no puedo osar a decirte lo que tienes que hacer, eres tú la que tiene que mirar en su interior y tomar la decisión.

      Si tenías bastante claro que te querías quedar con ese negocio, aunque albergaras alguna duda, yo después de ver a la libélula me tiraría a la piscina. Pero si las dudas son muchas quizá habría que reflexionar un poquito más…

      Que las libélulas tengan ese significado no quiere decir que vaya a ser el negocio de tu vida, pero a lo mejor necesitas este cambio para llegar a otra cosa. Eso nunca se sabe hasta que lo haces.

      Siéntate a hablar contigo misma, qué quieres, qué necesitas y cuál es tu objetivo respecto a ese negocio. Cómo te hace sentir la idea de comprarlo, merecería la pena hacerlo aunque no saliese como esperas? Qué es lo peor que puede pasar?

      No conozco tu historia más allá de lo que comentas, tu situación económica y personal se me escapa, pero me trasmites muy buena energía.

      Si ves que no te aclaras del todo aún estoy ofreciendo CONSULTORÍAS GRATIS para tratar los temas que os preocupan y en los que yo tenga alguna experiencia para poder ayudar.

      Estoy a tu disposición, pero las decisiones en última instancia las tendrás que tomar siempre tú. Tú tienes todas las respuestas.

      UN ABRAZO GRANDE y gracias por escribirme

    • Muchísimas gracias por estas palabras tan bonitas que me dedicas Marco!

      Encantada de tenerte por aquí y de que te esté gustando lo que comparto. Espero que sigamos juntos en este camino mucho tiempo.

      Un abrazo grande

Deja un comentario