Esperanza- cambiar el mundo

LA TRISTE HISTORIA DE SOFÍA Y UN BLOG QUE PUEDE CAMBIAR EL MUNDO

Recientemente he descubierto un blog que puede cambiar el mundo pero antes quiero contarte la historia de Sofía.

Los casos de mujeres maltratadas a lo largo y ancho de este planeta son incontables, tú lo sabes tanto como yo. Existen hombres maltratados, también lo sabemos, pero las estadísticas no dejan lugar a dudas de qué sexo es el más perjudicado por la violencia de género.

Es algo tan común, de lo que conocemos tantos casos, que ya no suele sorprender. Sin embargo, cada vez que conozco una nueva historia no puedo evitar emocionarme y romperme de dolor.

 

LA TRISTE HISTORIA DE SOFÍA

Hace unos días, descubrimos un nuevo restaurante en Bali que nos gustó mucho y cuyo nombre no voy a revelar para no dar demasiados datos de la protagonista de esta historia.

Cuando llegamos, pasamos hasta la mesa que ya habíamos ocupado otras veces y pedimos la carta.

La camarera, muy guapa y muy simpática, nos atiende con mucha amabilidad. Ese día tenía ganas de hablar…

Manu, mi compañero de vida, aún se asombra de la facilidad con la que la gente se acerca a contarme sus historias. Es algo que me pasa desde siempre.

Me gusta pensar que es porque soy una persona muy empática, pero quizá es simple “casualidad”…para quien crea en ella. O a lo mejor, sencillamente, es que la vida me pone delante estas historias para que yo te las pueda contar.

Sofía nos trae la carta para que pidamos y, una vez que lo hacemos, viene a preguntarnos cómo estamos como si fuésemos amigos de toda la vida. Sólo nos habíamos visto una vez.

Por mera cortesía, le preguntamos si es balinesa y nos dice que no, que es de una isla cercana. Y aquí empieza la historia:

 

UNA HISTORIA DE MALTRATO

Sofía tiene 26 años y está separada. De religión musulmana, se casó con un hombre de Lombok al que no le gustaba trabajar. Según nos cuenta Sofía, cada vez que quería salir de casa, le pedía dinero a ella, que tampoco trabajaba.

Como Sofía no podía darle dinero, él la pegaba de forma continuada.

maltrato- cambiar el mundo

Al poco de casarse, Sofía se queda embarazada y tiene a su bebé, pero cuando su niño tiene dos años más o menos, se cansa de ser maltratada y abandona a su marido.

En el momento en que Sofía quiere marcharse con su hijo, el marido se lo impide. “Si quieres ver a tu hijo tendrás que volver conmigo”, la amenaza.

Sofía, que debe querer a su hijo con todo su corazón, abandona igualmente en busca de una vida mejor, dejando atrás a lo más preciado que tiene.

Sofía no quería recibir más palizas y no quería que su hijo viviese viendo cómo su madre era maltratada por su padre.

A la familia de Sofía tampoco se le permite ver al niño. La única opción para poder tener relación con él es que ella vuelva con su maltratador.

¡Por más que escucho estas historias nunca doy crédito!

Aún así, cambiar el mundo me parece posible, necesario y justo.

¡Esto se tiene que acabar!

 

UNA MADRE RESIGNADA

Mientras nosotros miramos a Sofía con pena, ella sonríe y nos dice: “no pasa nada, no hay problema, todo está bien”, pero ¿quién va a creerse eso?

¿Qué madre puede vivir tranquila y feliz teniendo un hijo al que no se le permite ver?

Intentamos sonsacarle detalles, entre su inglés y el nuestro quizá podamos sacar alguna conclusión más lógica pero, ¿qué lógica tiene esto?

niña que sufre- cambiar el mundo

Sofía abandonó su lugar de residencia para encontrar un trabajo que le permitiese valerse por si misma. Al mismo tiempo, cada mes va guardando dinero por si algún día puede volver a ver a su hijo.

Nos dice: “quizá algún día, cuando mi hijo tenga 12 o 20 años, me reconozca y quiera saber quién es su madre. Entonces podré darle todo el dinero que estoy guardando para él”.

Ahora, desde mi posición de hija, ¿qué hijo va a preferir un montón de dinero a los 20 años a cambio de haber crecido sin el calor de su madre?

 

UNA HISTORIA DE ESPERANZA

De toda la vida, he pensado que para cambiar la situación de desigualdad en la que vivimos las mujeres, había que trabajar el empoderamiento femenino.

Por supuesto, pasando primero por cambiar la educación.

Esta es una foto que hice hace semanas, aquí en Bali, en un supermercado. Huevos kinder en azul para los niños y en rosa para las niñas. Aunque seguro que hay mucha gente que cree que esto es una tontería.

huevos kinder sexistas- cambiar el mundo

Lo siento pero no. Un hecho como este, en apariencia tan tonto, no deja de promover estereotipos que nos pasan factura a los dos sexos.

Sin embargo, y aunque sigo considerando muy importante trabajar en materia educativa y en el empoderamiento femenino, hace muy poco que me he llevado una buena lección.

 

AHOGADA EN MIS PROPIOS PREJUICIOS

Hace ya tiempo descubrí un blog llamado “El Síndrome de la mochila“, que en principio me llamaba la atención.

Un día cualquiera, navegando en esta web, descubrí que el motivo del blog iba más allá de lo que parecía. Franciso, el autor del blog, trabajaba el desarrollo personal para hombres, naciendo así su proyecto “Hombres evolucionantes”.

¡Un blog sólo para el desarrollo personal de los hombres!

¡Sólo para los hombres!

Tengo que reconocer, y reconozco, que la idea me molestó. Diría que incluso me ofendió. Tantas mujeres trabajando para cambiar nuestra situación en el mundo para que ahora venga un tío a decirnos que ellos también sufren, que ellos también son maltratados, que ellos también necesitan ayuda.

¡No me jodas!

Descarté por completo este blog de mi lista de blogs de referencia y seguí con mi vida.

 

YO Y MI EGO FEMINISTA TE PEDIMOS PERDÓN

¡¿Cómo podía pensar yo en cambiar el mundo mientras seguía llena de prejuicios?!

Ahora que lo pienso en frío no puedo evitar avergonzarme de mi misma.

Defensora empedernida de la igualdad, intentando dar ejemplo con mi propia vida, con coherencia y respeto, me veía poseída por mi ego y enjuiciando a alguien que podía estar intentando cambiar el mundo, como yo, pero desde otra perspectiva.

 

SE PUEDE CAMBIAR EL MUNDO

Un día de estos, por casualidad, llegó hasta mí, no recuerdo cómo, un vídeo de este chico donde contaba que le tenía miedo al feminismo. No pude evitar verlo (y tú puedes verlo en su perfil de facebook: Francisco Fortuno García).

Fue entonces cuando vi la luz…

¡Se puede cambiar el mundo!

A raíz de ese vídeo y de seguir investigando en su web (sí, esa que había descartado de mis blogs de referencia), entendí lo mucho que se parecían nuestros caminos y lo necesaria que era su labor.

 

NOSOTRAS SOLAS NO PODEMOS CAMBIAR EL MUNDO

Tuve que reconocer algo que me había negado a mi misma durante toda la vida:

¡No podemos cambiar el mundo solas! ¡Les necesitamos a ellos!

esperanza- cambiar el mundo

De repente, la labor de Francisco me parecía tan magnífica y original como necesaria.

Si queremos:

  • que cambie la educación para que las nuevas generaciones no sufran las mismas desigualdades,
  • que cambie la ley para que haya tolerancia cero,
  • que se nos de el papel que merecemos en las instituciones,
  • que se equiparen los salarios,
  • etc, etc, etc,

¡necesitaremos su apoyo, el de ellos, el de los hombres evolucionantes!

 

HOMBRES EVOLUCIONANATES, HOMBRES DISPUESTOS A CAMBIAR SU MUNDO

Aunque defenderé siempre que las principales perjudicadas en el tema de la igualdad somos nosotras, las mujeres, sería de necias no reconocer que ellos también sufren mucho.

Ellos también se ven perjudicados por los estereotipos, se ven desfavorecidos por la ley en muchas ocasiones y se encuentran solos cuando quieren cambiar esta situación que también les toca de lleno.

A los hombres:

  • les cuesta más pedir ayuda,
  • les cuesta más mostrar sus emociones,
  • les cuesta más acercarse a todo lo que tiene que ver con desarrollo personal.

Siempre generalizando por supuesto, hay de todo.

¡Por eso es tan necesaria la labor de personas como Francisco, dispuesto a librarse de todo estereotipo para luchar por cambiar el mundo!

Desde su blog trata de ayudar a los hombres con su propio desarrollo personal para que dejen atrás todas las lacras de género que ellos también padecen o, al menos, así lo veo yo.

No porque sean maltratadores, o machistas o se consideren superiores, sino porque en su sufrimiento, también necesitan quien les comprenda y les tienda su hombro para llorar.

Necesitan quien les de un espacio para que se sientan libres de ser quienes son.

Es cierto que esto de separarnos por sexos para determinadas qué cosas tampoco es algo que comparta demasiado, pero con esta idea también he tenido que ser más flexible.

 

MUJERES Y HOMBRES SOMOS DIFERENTES

Y mira que me ha costado reconocerlo.

  • Pensamos diferentes.
  • Sentimos diferente.
  • Nos manifestamos de forma diferente.
  • Necesitamos cosas diferentes.

¡Es una realidad que hay que asumir!

Y por eso, en algunas ocasiones y según decida cada persona, quizá necesitemos espacios diferentes para sacar lo mejor que llevamos dentro.

Por supuesto que no creo, en ninguno de los casos, que por el hecho de ser diferentes tengamos que tener derechos diferentes, por ahí si que no paso. Todo lo que huela a discriminación no tiene cabida para mi en este sentido.

Si cambiásemos la educación en favor de la igualdad, no serían necesarias las leyes que la defendiesen, ni normas que supusiesen una discriminación para alguno de los sexos.

De hecho, dentro de nuestras indiscutibles diferencias, siempre está la excepción que confirma la regla y que también merece al mismo respeto.

Hay mujeres que sienten, piensan y actúan “como hombres” y hombres que sienten, piensan y actuán “como mujeres”. Personas que, biológicamente hablando, son hombres pero se sienten mujeres y al revés, etc. Y cada una de esas personas merece el mismo respeto con sus parecidos y sus diferencias.

Las etiquetas no nos ayudan.

¡El mundo no es blanco y negro y es muy importante que lo aceptemos para poder cambiarlo, o para aceptarlo como es!

Pero sí, me estoy liando un poco y voy a intentar centrar el mensaje.

 

CONCLUSIONES

El blog de Francisco Fortuño no tiene nada que ver con la violencia de género, ni con el machismo imperante, ni con el sistema patriarcal…El proyecto de este valiente es simple y llanamente un proyecto de coaching especializado y dirigido a los hombres.

paracaidistas- cambiar el mundo

¿Por qué yo lo he relacionado con mi vena feminista y la violencia de género?

Porque creo que no somos nosotras las únicas que tenemos que trabajar para construir una sociedad mejor, ellos también necesitan hacerse cargo de su desarrollo personal para que podamos construir junt@s.

Un mundo donde mujeres y hombres trabajan en favor de su crecimiento interior, es un mundo destinado a entenderse y respetarse. 

Francisco ha sabido ver una necesidad donde otras personas no veíamos nada.

Y yo, lo he tenido que relacionar necesariamente porque mi ego feminista ha aprendido varias lecciones desde que descubrió a estos hombres evolucionantes:

  • Prejuzgar es un mal hábito.
  • Pensar que soy más feminista por rechazar el trabajo de los hombres, también.
  • Mujeres y hombres somos diferentes y, por lo general, necesitamos cosas diferentes.

Aunque yo siga pensando que trabajar junt@s es más productivo, que alguien como Francisco se haya preocupado tan abiertamente del desarrollo personal para hombres me conmueve y me ha enseñado muchas cosas.

Pero no puedo dejar esto aquí, necesito volver a fijarme en ti, que buscas en mi “algo más”. Y también pienso en ti, que lees estos posts con recelo, con prejuicios, igual que me pasaba a mi con Francisco. Sin embargo, sigues aquí porque algo dentro de ti resuna.

Exactamente lo mismo me pasó a mi con “los hombres evolucionantes”.

Es por eso que te dejo este artículo del blog “notanotherfashionblog” que me ha parecido muy interesante y va mucho con mi línea de pensamiento.

Y para terminar, un artículo de Francisco que me conmueve y resume muy bien algunas de las cosas que he querido contarte.

No es suficiente con echarle la culpa a ellos y sentarnos a esperar a ver si alguien se cree el cuento. Tod@s somos responsables de la situación en que vivimos y hay que dar ejemplo, no quejas.

¡Y eso es lo que hace Franciso!

 

Espero que el artículo te haya gustado y quieras COMPARTIRLO porque de esa manera me ayudas a mi, ayudas a Francisco y a sus hombres evolucionantes y también ayudamos a todas las personas a quienes les puedan servir estas informaciones.

MIL GRACIAS

¡Te espero en los comentarios!

¡Cómete el lunes!🤗

 

 

 

 

Tu ayuda es fundamental para mí. Si te ha gustado PUEDES COMPARTIRLO EN TUS REDES SOCIALES. Muchísimas gracias🤗 Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Ayudo a las personas a superar sus miedos a través de su propio autoconocimiento, para construir la vida que desean. Impulso a gente como tú para dejarse de excusas y pasar a la acción. Porque puedes hacer con tu vida lo que quieras, igual que hago yo cada día. Las respuestas a tus preguntas, las tienes tú. Yo sólo he venido a acompañarte, con todo mi amor.

4 comentarios en “LA TRISTE HISTORIA DE SOFÍA Y UN BLOG QUE PUEDE CAMBIAR EL MUNDO

  1. Creo que has acertado en el diagnostico, nada podrá cambiar si no lo hacemos entre todos y desde la humildad, desde la posición mas baja, y creyendo que entre todos si remamos hacia el mismo destino, “la igualdad” podremos llegar. Un beso de parte del tío de Francisco.

    • Efectivamente Francisco! Este es un barco donde tod@s vamos al mismo sitio y es imprescindible colaborar y ayudarnos para llegar el mejor puerto.
      Muchas gracias por pasarte por aquí, colaborar y dar tu opinión sincera.
      UN ABRAZO, tío Francisco, jeje

  2. A mi, sin embargo, desde que descubrí el blog de Francisco me encantó, me pareció una idea fantástica lo que estaba haciendo con los hombres. Además, con sus artículos me ayuda a ver las cosas desde otro punto de vista, tan necesario para aprender en esta vida.

Deja un comentario